Público
Público

Obama promete ayuda hipotecaria con un nuevo plan financiero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió el sábado ayudar a bajar los costes hipotecarios de los estadounidenses con un nuevo plan que será dado a conocer pronto, que reactivaría el sistema financiero y permitiría "que el crédito fluya otra vez".

Obama, que ha hecho de combatir las crisis económica y financiera del país la prioridad de su joven administración, pidió al Senado dar luz verde a un plan de estímulo económico que la Cámara de Representantes aprobó esta semana.

Pero mientras las condiciones económicas empeoran, el presidente dijo que venían nuevas estrategias para enfrentar las dificultades del país.

"Pronto mi secretario del Tesoro, Tim Geithner, anunciará una nueva estrategia para reactivar nuestro sistema financiero que hará que el crédito fluya a nuestros negocios y familias", dijo Obama en su discurso semanal emitido por la radio.

"Ayudaremos a bajar los costes hipotecarios y extender los créditos a pequeñas empresas para que puedan crear puestos de trabajo".

Obama no dio datos específicos sobre el plan, ni dijo cuándo será dado a conocer. Su principal portavoz, Robert Gibbs, dijo el viernes que la Casa Blanca celebrará reuniones la semana que viene sobre la regulación del sector financiero.

Los republicanos, que se oponen al plan de estímulo económico de unos 800.000 millones de dólares sobre todo por sus prioridades de gasto, también han propuesto ayudas hipotecarias, con hipotecas respaldadas por el Gobierno a un tipo fijo del cuatro por ciento.

Obama afirmó que su plan aseguraría que los consejeros delegados no desvíen dólares de los impuestos para financiarse grandes gratificaciones, y volvió a mostrar su enfado por las noticias de elevadas bonificaciones en 2008 a pesar de los enormes recortes de puestos de trabajo, pérdidas financieras y rescates gubernamentales.

"Al tiempo que estoy decidido a hacer lo que haga falta para mantener el flujo del crédito, el pueblo americano no perdonará o tolerará esta arrogancia y avaricia".

El presidente dijo que insistirá en una "transparencia sin precedentes, un control rigoroso y una responsabilidad clara" para los fondos dirigidos a estabilizar el sistema financiero, y repitió su mantra de que la economía empeorará antes de mejorar.

También indicó su plan de estímulo salvará o creará al menos tres millones de empleos en los próximos años.