Público
Público

Obama propondrá en Copenhague reducir en un 17% las emisiones para 2020

El presidente de EEUU asistirá a la cumbre para proponer una reducción del 83% de las emisiones para 2050.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Comienza a dibujarse el cartel de personalidades que asistirá el próximo 9 de diciembre a la cumbre sobre el cambio climático en Copenhague. Hoy mismo ya han confirmado su presencia el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el presidente del Gobierno español, Jose Luis Rodríguez Zapatero. 

La Casa Blanca confirmó oficialmente la presencia de Obama al evento, que se espera que reúna en la capital danesa a 65 líderes mundiales. Obama ya ha expresado que el objetivo de la cumbre debería ser alcanzar un acuerdo que tenga un 'efecto operativo inmediato' y que no se trate de una mera declaración política.

En la ONU esperan que Obama mantenga los compromisos de su campaña electoral

Sin embargo, los últimos movimientos de Estados Unidos con respecto a la cumbre han dejado poco margen al optimismo, sobre todo tras la última reunión en Barcelona, a principios de noviembre. La falta de concreción por parte del país norteamericano y de otros países, como Rusia, dejó un sabor agrio al final de la reunión. 

Pese a todo, Obama mantiene sus compromisos de proponer durante la cumbre el objetivo de reducir las emisiones contaminantes, objetivo que ya reiteró la semana pasada en su reunión con el presidente chino Hu Jintao.

De hecho, el presidente norteamericano tiene previsto ofrecer una reducción de las emisiones del 17% para 2020 frente a los niveles de 2005. Según un comunicado de la Casa Blanca, Obama explicará el camino a seguir para alcanzar el objetivo de reducir las emisiones en un 83% para 2050. 

La presencia del mandatario norteamericano ha sido celebrado por el responsable de la ONU sobre Cambio Climático, Yvo de Boer, quien indicó que su asistencia es 'crucial', puesto que 'se acaba el tiempo' para lograr un acuerdo. A su vez, de Boer ha asegurado que el éxito de la visita de Obama sería mayor si Obama acudiera a Copenhague con los objetivos que se marcó durante la campaña electoral. 

'Hay demasiado en juego, no queda tiempo para maniobras ni estrategias'

Para de Boer 'el mundo está mirando hacia Estados Unidos' y que se espera que Estados Unidos formule objetivos concretos, ya que es el 'único país industrializado' cuyos propósitos aún no se han dado a conocer. 

Otro mandatario que ha confirmado su presencia en la cumbre de Copenhague es el presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, a través de la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera. La secretaria ha destacado la importancia de la cumbre, al asegurar que 'ningún gobierno está dispuesto a asumir la responsabilidad del fracaso'.

Por esta razón se insiste en la idea de que 'sólo hay un Plan A, no hay Plan B', en palabras de de Boer. 'Hay demasiado en juego y no queda tiempo para maniobras técnicas ni para estrategias nacionales', añadió.