Público
Público

Obama quiere acabar la guerra de Afganistán en tres años

El presidente de EEUU anunciará en unas horas el envío de 30.000 soldados más a zonas de combate

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EEUU, Barack Obama, quiere retirar la mayoría de soldados de Afganistán en el plazo de tres años y espera que la guerra acabe para el 2012, según altos funcionarios del Gobierno citados por la cadena de televisión CNN .

Esos objetivos salen a la luz tan sólo unas horas antes de que anuncie su nueva estrategia para Afganistán, que se espera incluya el envío al país centroasiático de unos 30.000 soldados adicionales, que se sumarían a los alrededor de 68.000 ya desplegados en la zona.

El nuevo contingente se desplegará en un de apenas seis meses, en una operación que se completará para el próximo verano, cuando los analistas calculaban que haría falta un año para semejante despliegue en un país con un clima y orografía tan hostil. Además, primero hay que esperar el rtegreso de las tropas destacadas en Irak.

Mientras la guerra afgana se convierte en una espina clavada en la carrera de Obama, donde la odiosa comparación con Vietnam cada vez está más presente, el presidente de EEUU persigue también compromisos adicionales de los aliados de la OTAN como parte de una estrategia que busca la erradicación del grupo terrorista Al Qaeda, el entrenamiento de las tropas afganas y la estabilización progresiva del país.

Las fuentes de la CNN, que hablaron bajo condición de anonimato, aseguran que Obama ha llegado a la conclusión de que era necesario acelerar el despliegue de los refuerzos militares para mermar la influencia taliban.

Un funcionario del Pentágono cree que el plazo de seis meses previsto para el nuevo despliegue es muy corto y al ejército le resultara difícil alcanzarlo.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, dijo que además de anunciar el incremento de tropas, Obama también explicará por qué EEUU está involucrado en Afganistán.

CNN recordó hoy que la decisión de reforzar la presencia militar en Afganistán acarrea un riesgo evidente para Obama, que hará pública su estrategia tan solo nueve días antes de recibir el Premio Nobel de la Paz en Oslo (Noruega).

El refuerzo militar, que se espera cueste unos 30.000 millones de dólares al año, llega en momentos en los que la tasa de desempleo ronda el 10% y coincide con un creciente rechazo al conflicto en el país.

Las tropas estadounidenses invadieron Afganistán el 7 de octubre de 2001, en respuesta a los atentados del 11 de septiembre del 2001 contra Washington y Nueva York.

La invasión logró el derrocamiento del régimen taliban que había permitido a la organización terrorista Al Qaeda operar desde su territorio, pero sus líderes han vuelto a reagruparse en la región montañosa fronteriza con Pakistán.

Se cree que el terrorista de origen saudí Osama bin Laden y otros cabecillas de la organización terrorista Al Qaeda se esconden en las regiones tribales al norte de Pakistán fronterizas con Afganistán.