Público
Público

Obama quiere bloquear el bonus millonario en AIG

La Fiscalía investiga el pago de 165 millones a los directivos de la aseguradora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

“Indignante; me llena de ira”. Así calificó ayer Barack Obama el plan del gigante asegurador American International Group (AIG ) de repartir entre sus ejecutivos 165 millones de dólares en pagas extra, tras haber recibido 170.000 millones en ayudas que han salido del bolsillo de los contribuyentes y que le salvó del colapso. El presidente estadounidense ha prometido impedir que el plan se haga realidad.

Obama ha actuado con rapidez nada más conocerse la noticia para contener el descontento de los ciudadanos. El demócrata sabe que, con la sociedad en contra, lo tendrá todavía más difícil para impulsar su ambiciosa agenda económica en el Congreso.

Después de recordar que AIG, una de las primeras víctimas del derrumbe del sistema hipotecario a finales del año pasado, ha recibido enormes sumas de dinero público, Obama señaló que ha pedido al secretario del Tesoro, Timothy Geithner, que “utilice todos los cauces legales para bloquear la entrega de las primas”, que forman parte de un paquete mayor valorado en total en 450 millones. El Congreso aprobó recientemente una ley para limitar los salarios y compensaciones de los ejecutivos que trabajan en firmas que han recibido ayudas del Estado, pero ésta no puede aplicarse en este caso pues no tiene carácter retroactivo.

“¿Cómo justifican este ultraje ante los contribuyentes que están manteniendo la compañía a flote?”, se preguntó Obama. Desde la empresa, controlada en un 80% por el Estado, señalan que las pagas extras están fijadas por contrato. Además, como prueba de su buen desempeño, su directiva hizo público el nombre de una docena de instituciones financieras a las que ha canalizado el dinero recibido del Estado.

La fiscalía de Nueva York está investigando, por su lado, el pago de las primas. Hace unos días, AIG anunció pérdidas por casi 62.000 millones de dólares durante el último trimestre de 2008.

Por otra parte, las autoridades anunciaron el domingo por la noche su intención de confiscar propiedades de Bernard Madoff y su mujer Ruth por valor de unos 100 millones de dólares.

Reclamación judicial de directivos de Dresdner
La canciller Angela Merkel dijo que es “incomprensible” que paguen ‘bonus’ las entidades en las que se ha inyectado dinero público. Pero puede que pase en su país, donde un directivo de Dresdner (adquirido por Commerzbank, que ha recibido 18.000 millones de ayuda) reclama 400 millones de prima que contempla su contrato.

Londres mete la tijera
El Gobierno de Gordon Brown  acordó limitar drásticamente el reparto de primas en los bancos con participación estatal. En el RBS (donde el control público es del 68%), el ‘bonus’ se recorta un 90%.

Miles de millones para los ejecutivos de Merrill Lynch
La Fiscalía de Nueva York  investiga las bonificaciones repartidas en Merrill Lynch, adquirido por Bank of America para evitar su quiebra. Sus  directivos cobraron algo más de 2.700 millones de euros, mientras la entidad era rescatada. El fiscal de Nueva York, Andrew Cuomo, acusa a los ejecutivos  de Merrill Lynch de “sorprendente irresponsabilidad corporativa”

Sin ‘bonus’, pero con subida
El banco Wells Fargo decidió no pagar ‘bonus’ a sus máximos directivos, por no lograr sus objetivos para  2008, pero les ha subido un 16% el sueldo de 2009.