Público
Público

Obama quitará el escudo antimisiles "si desaparece la amenaza nuclear de Irán"

Dice que con esto desaparecerá "la razón de ser" del escudo de defensa antimisiles que Washington planea en Europa del Este

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó este martes que si desaparece la amenaza del programa nuclear y balístico de Irán, desaparecerá 'la razón de ser' del escudo de defensa antimisiles que Washington planea en Europa del Este.

El pasado mes de marzo, ya se filtró una carta secreta de Obama a Medvédev en el que le decía que si frenaba la amenaza nuclear iraní, retiraría el escudo antimisiles.

En este sentido, Rusia prometió su desarme nuclear si EEUU procedía a retirar el escudo antimisiles.

La 'amenaza' del llamado 'eje del mal' es el principal motivo de Estados Unidos para instalar el escudo antimisiles en Europa. E Irán es la principal 'amenaza' de este eje.

Sin embargo, Rusia no lo ve así, ya que cree que el año pasado indicó que los ensayos iraníes 'demuestran lo innecesario' del escudo antimisiles.

El acuerdo entre Estados Unidos y Polonia para instalar en territorio polaco diez misiles de interceptación, que forman parte del llamado escudo antimisiles norteamericano, añadió un nuevo elemento de tensión a las ya muy tirantes relaciones entre Washington y Moscú, muy deterioradas desde la guerra georgiana del año pasado.

En virtud del acuerdo firmado con Polonia, Estados Unidos instalará en territorio polaco antes de 2012 diez misiles interceptores capaces de destruir en pleno vuelo misiles balísticos de largo alcance; el dispositivo se completará con un potente radar en República Checa, otro país que, bajo la URSS, formó parte de la órbita de Moscú.

Como contrapartida, Washington ayudará a modernizar las Fuerzas Armadas polacas, sobre todo el Ejército del Aire y sus defensas aéreas.

En un discurso en la Nueva Escuela de Economía en Moscú, Obama aludió al escudo antimisiles, uno de los puntos de fricción más importantes en las relaciones entre EEUU y Rusia, para subrayar la necesidad de cooperar contra la proliferación nuclear.

Además, Obama ha dicho que Estados Unidos quiere una Rusia 'fuerte, pacífica y próspera', en un discurso en Moscú en el que pergeñó su idea de las relaciones entre ambas potencias en el siglo XXI.

Obama manifestó que los dos países 'compartimos intereses comunes' que pueden suponer la base para la cooperación.

Entre ellos enumeró la lucha contra la proliferación nuclear y en este sentido apuntó la hoja de ruta suscrita este lunes entre el presidente ruso, Dmitri Medvédev, y él para el logro de un tratado de reducción de armamento nuclear.

También, señaló, 'debemos hacer que otros países cumplan sus compromisos' en este sentido pues ni Rusia ni EEUU se beneficiarían de una carrera de armamento en Asia u Oriente Medio: 'debemos estar unidos para oponernos a los esfuerzos de Corea del Norte por convertirse en una potencia nuclear e impedir que Irán se haga con un arma atómica'.