Público
Público

Obama recibirá a Gordon Brown, el primer líder europeo en la Casa Blanca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tratará hoy la crisis económica y la guerra en Afganistán con el primer ministro británico, Gordon Brown, que será el primer líder europeo en ser recibido por la nueva administración de la Casa Blanca.

Los dos mandatarios almorzarán juntos y harán una declaración conjunta. Además, el miércoles Brown hará su primer discurso ante una sesión conjunta de ambas cámaras del Congreso estadounidense.

Dominarán la agenda la crisis económica y los preparativos para la cumbre del G-20 en Londres, según informó el portavoz presidencial estadounidense, Robert Gibbs.

"Tenemos que actuar juntos para ayudar a estimular las economías del G-20 y para garantizar que tenemos reglas financieras más adelante, de forma que no nos encontremos en la misma posición dentro de unos años", afirmó el lunes Gibbs en una rueda de prensa.

El Gobierno británico, por su parte, pretende que de la cumbre del G-20 emerja un plan global de estímulo económico, al tiempo que se avance en la reorganización de la regulación financiera y se dote de más dinero al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial para ayudar a los países en desarrollo.

El Grupo de los 20 (G-20) agrupa a los siete países más industrializados del planeta más Rusia (G-8) y las principales economías emergentes, aunque a la reunión también asistirán España y Holanda, que no son miembros.

Realizó su primera cumbre presidencial en Washington el pasado 15 de noviembre y se comprometió, sobre todo, a prevenir que la crisis económica lleve a los gobiernos a recurrir al proteccionismo en un intento de salvar su industria nacional.

Obama y Brown también abordarán las prioridades de la próxima cumbre de la OTAN, que tendrá lugar en Estrasburgo y Kehl, y el futuro de la misión en Afganistán.

El gobernante estadounidense ha ordenado el envío de 17.000 soldados adicionales al país asiático y su Gobierno ha apelado a sus aliados para que también refuercen los destacamentos allí.

El Gobierno británico ha descartado, sin embargo, incrementar su presencia militar en Afganistán.

El Reino Unido es el segundo mayor contribuyente de tropas y ayudas económicas a ese país, tras Estados Unidos.

Sus soldados, desplegadas en su mayoría en la sureña provincia de Helmand, representan cerca del 12 por ciento del total de fuerzas extranjeras en Afganistán.