Público
Público

Obama reconoce desacuerdos respecto a Israel en la reunión con el presidente del Líbano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente estadounidense, Barack Obama, recibió ayer por primera vez a su homólogo libanés, Michel Sleiman, con quien coincidió en la necesidad de llevar la paz a la región, pero tuvo desacuerdos con respecto a Israel.

Obama aseguró que el Líbano es "un socio crítico en una región crítica", pero no por ello "el presidente Sleiman y yo tenemos que coincidir 100 por cien en cómo Israel, el Líbano, los palestinos y Siria interactúan".

En una breve comparecencia ante la prensa, Sleiman dijo que en la reunión los dos mandatarios habían hablado de "las amenazas que Israel está ejerciendo contra el Líbano" y cómo está poniendo obstáculos a su desarrollo económico.

Sleiman reconoció que había pedido a Obama el apoyo de Estados Unidos para implementar la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, con la que concluyó la guerra de 2006 entre ambos países.

""Hemos pedido a Obama y a los Estados Unidos que ejerza más presión ante Israel para que se implemente la resolución 1701 y se retire de los territorios que mantiene ocupados", señaló Sleiman, en referencia a algunas zonas del sur de Líbano, como son las Granjas de Shebaa, las colinas de Kfarshouba y parte del poblado de Ghajar.

Obama coincidió con el mandatario libanés en la necesidad de implementar esta resolución que, según expresó, se mantiene "incompleta".

No obstante, quiso dejar claro su preocupación por la gran cantidad de "armas que están entrando de contrabando en el Líbano, y que pueden ser utilizadas como una amenaza contra Israel".

"Creo que es del interés de las dos partes que se tomen medidas para frenar este contrabando", dijo el presidente estadounidense.

Aunque Obama reconoció que los dos países difieren en este asunto, aseguró que ambos "comparten el compromiso para resolver las cuestiones mediante diálogo y negociación, y no con la violencia".

Michel Sleiman -un general del ejército libanés que llegó al poder en mayo del 2008- se reunió además con el vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden.

En el encuentro, según la Casa Blanca, Biden trasladó al mandatario libanés el apoyo a la soberanía e independencia del Líbano, y por el hecho de que la paz en Oriente Medio no se produzca a expensas de este país.