Público
Público

Obama recupera su ventaja sobre los aspirantes republicanos en la última encuesta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha recuperado su ventaja sobre los aspirantes republicanos a la presidencia y ha roto el empate que igualaba sus opciones con las de Mitt Romney, según una última encuesta nacional publicada ayer.

El sondeo, elaborado por el centro "Public Policy Polling", de tendencia demócrata, concede al mandatario un 49 por ciento de la intención de voto en un supuesto enfrentamiento en las urnas con Romney, ex gobernador de Masachusets, que se haría con un 45 por ciento de los votos.

En la encuesta que hizo en agosto el mismo centro, Obama y Romney se encontraban empatados con un 45 por ciento de los votos cada uno.

El presidente también amplía en la encuesta de hoy sus opciones respecto al gobernador de Texas, Rick Perry, que ha escalado a la posición de favorito entre los republicanos.

De enfrentarse a él, Obama ganaría con un 52 por ciento de los votos frente al 41 por ciento de Perry, una diferencia que los analistas del centro atribuyen, en parte, a las declaraciones en las que el líder republicano calificó la seguridad social de "estafa piramidal".

El 20 por ciento de los encuestados se mostraron de acuerdo con Perry en ese punto, rechazado por el 70 por ciento, mientras que el 10 por ciento apoyaron la idea de eliminar la seguridad social.

No obstante, un sondeo del mismo centro concede hoy a Perry una ventaja de más de 20 puntos respecto a Romney en las elecciones primarias de Carolina del Norte, y otras encuestas, como una de la semana pasada del Washington Post, le dan un 27 % de respaldo entre el electorado.

Según la encuesta, Obama también se impondría a otra de las favoritas republicanas, la congresista por Minesota Michelle Bachmann, con un 53 frente a un 39 por ciento.

El sondeo, realizado a 665 estadounidenses del 8 al 11 de septiembre y con un margen de error de más menos 3,8 puntos, también calcula que, si los votantes pudieran revivir las elecciones de 2008, Obama volvería a ganar, aunque esta vez tendría 5 puntos de ventaja sobre John McCain, en lugar de los 7 que obtuvo.