Público
Público

Obama: "A veces la guerra está justificada para conseguir la paz"

El presidente de EEUU habla de la guerra como un medio necesario para conseguir la paz durante la entrega del Nobel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha recibido este jueves el premio Nobel de la Paz en Oslo. Consciente de la polémica que ha girado entorno a la concesión del galardón, Obama se ha comprometido a trabajar para cumplir las expectativas que hay en él.

El presidente norteamericano no ha evitado hablar sobre la guerra en una ceremonia que honra la paz y lo ha hecho de una manera que sin duda generará más controversia: justificando la guerra en nombre de la paz.

En sus primeras palabras tras recibir el premio, dijo: 'Nuestras acciones importan. Soy consciente de la considerable controversia que su decisión ha generado, en parte es porque estoy en mi primera fase y no en la última como presidente', dijo.

'Pero quizá la otra parte por la que este galardón ha generado controversia es porque soy el comandante jefe de Estados Unidos. Estamos en dos guerras y soy el responsable del envío de miles de soldados. Algunos podrán morir [...] Pero estas cuestiones no son nuevas. Algunos filósofos concluyeron que la guerra sólo es justificable si la fuerza es proporcionada y hay civiles sufriendo sus consecuencias' añadió.

Por eso, aseguró que, en ocasiones, 'los instrumentos de la guerra tienen un papel que desempeñar para mantener la paz'.

El presidente de EEUU puso como ejemplo de guerra justificable la II Guerra Mundial,  de la que salieron, según él, las 'instituciones necesarias para prevenir otra guerra mundial. América dejó al mundo en construcción de una paz duradera con las Naciones Unidas', añadió. Los esfuerzos de aquellos que promovieron esta idea 'han tenido éxito en algunas ocasiones. No ha habido una tercera guerra mundial', continuó.

En este punto, Obama centró su discurso en los nuevos retos de este siglo. 'Ya no se trata de una batalla entre dos potencias nucleares, pero la proliferación de estas armas es peligrosa. El terrorismo siempre ha sido perseguido, pero las nuevas tecnologías los dotan de una capacidad destructora mayor', afirmó.

De vuelta sobre la necesidad de las guerras para la consecución de la paz, Obama repitió las palabras que Martin Luther King dijo al recibir su premio: 'La violencia nunca trae la paz permanente' y añadió: 'Mientras tenga una nación que deba defender no puedo seguir sus enseñanzas', dijo.

Obama prosiguió su discurso haciendo hincapié en la necesidad de trabajar de manera multilateral y criticó a los Gobiernos que niegan la libertad de sus ciudadanos, con Irán como ejemplo principal. 'Cuanto más juntos estemos, menos necesitaremos hacer uso de la fuerza. Pero sólo una paz justa basada en los derechos de todas las personas puede ser duradera'.

'Algunos países no cumplen los derechos humanos diciendo que estos son principios occidentales y que chocan con sus tradiciones. Rechazo esta opción'.

'La libertad no es verdadera cuando los ciudadanos no se pueden expresar [...] EEUU será defensor de esas aspiraciones.  Seremos testigos y defensores de aquellos que se manifestaron de forma tranquila y pacífica en Irán. Los gobiernos de estos países tienen que tener más miedo a las acciones de estas personas que a la intervención de otro país', aseveró.

Obama llegó a primera hora de la mañana a la capital noruega acompañado de su mujer Michelle. Desde el aeropuerto, el presidente norteamericano se desplazó a la sede del Gobierno noruego, donde firmó el libro en el que se encuentran las rubricas de los premios Nobel de la Paz y después mantuvo una reunión bilateral con Jens Stoltenberg.

En la rueda de prensa posterior a ese encuentro, Obama reconoció que es normal que haya gente que dude de que merezca el galardón, después de haber firmado el envío de 30.000 soldados más a la guerra de Afganistán. La Casa Blanca ha adelantado que este tema será uno de los vértices de su discurso.

'No me cabe duda de que hay otros candidatos que podrían estar más cualificados que yo', dijo Obama, aunque matizó las palabras asegurando que su objetivo no es 'ganar un concurso de popularidad' sino promover los intereses de su país.

Para el primer ministro noruego, la concesión del Nobel a Obama es 'bien merecida e importante'. 'No puedo pensar en otra persona que haya hecho más por la paz a lo largo de este año que ha transcurrido', sostuvo Stoltenberg.