Público
Público

Obama y su equipo de seguridad analizan el diálogo Karzai-talibán en Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su equipo de seguridad nacional analizaron en su reunión mensual los intentos de diálogo entre el Gobierno de Hamid Karzai y el movimiento talibán en Afganistán, así como las últimas operaciones militares.

En un comunicado distribuido ayer, la Casa Blanca indicó que, asimismo, se abordó la cooperación con Pakistán, dentro del Diálogo Estratégico que se desarrolla esta semana en la capital estadounidense, y la necesidad de aumentar la presión en las zonas consideradas "refugio" para los terroristas en las áreas tribales de la frontera entre Pakistán y Afganistán.

Obama y su equipo debatieron los "actuales esfuerzos en Afganistán, incluidos los recientes acontecimientos en torno a las elecciones en el país, el desarrollo económico, la iniciativa para la Policía local".

También se abordó "el establecimiento por parte del presidente Karzai de un Consejo de Paz para apoyar la reintegración y la reconciliación afganas", en referencia a los intentos de diálogo entre el Gobierno afgano y los talibanes, con el apoyo de Estados Unidos y la OTAN.

El diario "The New York Times" afirma hoy que en esos contactos participan líderes talibanes "en el mayor nivel" de la jerarquía.

Estos líderes han abandonado las áreas de refugio en la frontera con la ayuda de tropas de la OTAN para participar en los contactos, algunos de los cuales han tenido lugar en la propia Kabul.

En un caso en particular, los líderes talibanes fueron trasladados a la capital afgana en un helicóptero de la OTAN, según el diario.

Estados Unidos ha declarado su apoyo a esas conversaciones en estado preliminar, aunque ha insistido en que debe tratarse de un esfuerzo de reconciliación que parta de los propios afganos.

Washington subraya, no obstante, en que los talibanes que busquen la reconciliación deben renunciar a la violencia y entregar las armas.

Además de analizar la marcha de esos contactos, Obama abordó con sus asesores de seguridad la marcha de su estrategia para Afganistán, una vez que se ha completado el envío de los refuerzos que ordenó el presidente hace un año, 30.000 soldados, y se intensifican las operaciones contra los insurgentes.

"El presidente recibió una sesión informativa sobre la situación de la seguridad en Afganistán, incluidos nuestros esfuerzos por atacar al liderazgo talibán, nuestras operaciones de seguridad en torno a Kandahar y nuestros preparativos para la cumbre de la OTAN en Lisboa", el 19 y 20 de noviembre y donde la estrategia afgana será una de las grandes protagonistas.

En la reunión con el equipo de seguridad nacional estuvieron presentes, entre otros, el secretario de Defensa, Robert Gates, y por videoconferencia el comandante de las tropas de la OTAN en Afganistán, el general David Petraeus.

Tras esa conversación, el mandatario estadounidense se reunió con la delegación paquistaní que participa en el diálogo estratégico EE.UU.-Pakistán que se desarrolla entre hoy y el viernes.

En esta reunión, Obama y la delegación se mostraron de acuerdo en la importancia de la estabilidad regional y de la cooperación entre los dos países para lograr la paz y la estabilidad en Afganistán.

El gobernante estadounidense anunció en ese encuentro, según la Casa Blanca, que visitará Pakistán a lo largo de 2011.

Obama tiene previsto visitar India el mes próximo, en una gira por Asia que no incluye Pakistán, una omisión que ha causado un gran malestar en Islamabad.

Dentro de las reuniones del Diálogo Estratégico, hoy se reunieron Gates y el jefe del Estado Mayor Conjunto, el almirante Mike Mullen, con el jefe del Ejército pakistaní, el general Ashfaq Kayani.

Según indicó el portavoz del Pentágono, Geoff Morrell, durante la reunión hablaron sobre la necesidad de mejorar las operaciones de la frontera entre Afganistán y Pakistán, los fondos para luchar contra el terrorismo y el apoyo a la coalición.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado, Phillip Crowley, indicó que durante las conversaciones del diálogo abordarán "de qué manera Pakistán puede formar parte del esfuerzo" para lograr la reconciliación entre al menos parte del movimiento talibán y el Gobierno afgano.