Público
Público

Obama y Lula bromean en su reunión la Casa Blanca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Líderes extranjeros que esperan tener química con el presidente estadounidense, Barack Obama, podrían tomar como ejemplo a su homólgo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

En sus declaraciones a los periodistas en el Despacho Oval, Lula dijo que le expresó sus condolencias a Obama por todas las crisis que Estados Unidos está afrontando.

Lula dijo que le comentó a Obama lo mismo que le expresa a los brasileños en actos en su país:

"Estoy rezando más por él que por mí. Porque con sólo 40 días al frente del Gobierno, padecer y afrontar una crisis tan terrible como la que está afrontando Estados Unidos hoy, yo no quisiera estar en su posición", dijo Lula.

Obama, quien lleva 54 días com presidente, respondió rápidamente: "Parece que ha estado hablando con mi esposa".

Las bromas no terminaron allí. Tras una particularmente larga respuesta a una pregunta sobre divisiones en el G-20, Obama se disculpó por su verborragia.

"No es un problema, señor presidente. Todos hablamos demasiado", contestó Lula.

El presidente brasileño ofreció a Obama un paseo en un automóvil especial, para bajar el tono a una disputa por las tarifas de etanol entre los dos países. Y Obama dijo que esperaba con ansias el viaje.

"Como crecí en Hawaii, sentí que era importante que fuera por lo menos a Río, donde entiendo que las playas son muy bonitas", comentó el presidente estadounidense.

Un periodista brasileño sugirió al presidente demócrata que podía comenzar con una visita al Amazonas.

"Sabe, me encantaría hacer un viaje por el Amazonas", contestó Obama.

"Me imagino que al Partido Republicano le encantaría verme viajar a través del Amazonas, y tal vez perderme", bromeó.