Público
Público

Obama y McCain se dividen votos en dos estados de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por John Whitesides

El demócrata Barack Obama y el republicano John McCain iniciaron el martes una nerviosa espera por los resultados de las elecciones en Estados Unidos, al tiempo que ambos candidatos se dividieron el resultado en los dos primeros estados que ya comenzaron a contar votos.

Tal como se esperaba, Obama se impuso en Vermont y McCain ganó en Kentucky al tiempo que los colegios electorales cerraban en cerca de media docena de estados del país, según proyecciones de cadenas de televisión.

Largas filas de personas esperaban para votar en algunos estados clave, incluidos Pensilvania, Ohio y Virginia, pero no se registraron grandes problemas ni irregularidades, mientras se espera que al menos 130 millones de estadounidenses voten al sucesor del impopular presidente republicano George W. Bush.

El ganador de la elección del martes deberá afrontar una serie de desafíos en los próximos cuatro años, entre ellos una crisis económica, las guerras en Irak y Afganistán, una reforma al sistema de salud y otros temas.

Obama, de 47 años, está cumpliendo su primer período como senador por Illinois y podría convertirse en el primer presidente negro de Estados Unidos.

Los sondeos de opinión indican que Obama supera a McCain en una cantidad de estados suficientes para obtener más de los 270 votos electorales que necesita para ganar.

Una victoria de McCain, quien tiene 72 años, le convertiría en el presidente de más edad al comenzar un primer mandato y transformaría a Sarah Palin en la primera mujer que alcanza la vicepresidencia de Estados Unidos.

Las esperanzas de McCain de dar una sorpresa se basan en una tendencia al alza que se vio en algunos sondeos la semana pasada y en la posibilidad de que todas las encuestas hayan sobrestimado el apoyo de Obama.

Sondeos de opinión mostraban a Obama superando o empatando con McCain en al menos ocho estados conquistados por Bush en 2004, incluidos Ohio y Florida. Obama tenía una ventaja cómoda en todos los estados que ganó el demócrata John Kerry el mismo año.

Las bolsas de valores del mundo alcanzaron máximos en dos semanas, y las acciones estadounidenses registraron alzas en Wall Street de más de un 2 por ciento en los índices más importantes, mientras los inversionistas esperan con alivio el final de la campaña.

Analistas dijeron que el mercado probablemente estaba reflejando las expectativas por una victoria de Obama.

Si los demócratas llegan a la Casa Blanca y refuerzan su control del Congreso, será más fácil para el nuevo Gobierno lidiar con la crisis financiera.

En Ohio, Ian Edwards, de 60 años, dijo que votó por Obama.

"Es muy simple", explicó el jefe ejecutivo de una pequeña empresa de tecnología. "Mala guerra. Mala economía. Mala reputación en el extranjero", explicó.

Jerry Fritsch, en Scottsdale, Arizona, dijo que tiene sobrinos sirviendo en el Cuerpo de Marines de Estados Unidos y que eligió a McCain por sus políticas militares.

"No quiero que nadie que vaya a interferir con el Cuerpo de Marines llegue a la presidencia", declaró.

TEMAS DE CAMPAÑA

Obama y su esposa Michelle no tuvieron que hacer fila en su centro de votación en Chicago, al que entraron por una entrada lateral acompañados por sus dos hijas. Funcionarios electorales y otros votantes tomaron fotografías y los vitorearon.

"Votar con mis hijas fue algo importante", declaró el candidato demócrata.

Posteriormente, Obama hizo una última parada de campaña en Indianápolis, visitó un sindicato para agradecer a sus miembros y hacer varias llamadas telefónicas a votantes.

El demócrata piensa jugar un partido de baloncesto en Chicago junto a amigos y personal de campaña mientras observa los resultados de la campaña.

McCain, un senador por Arizona, votó cerca de su apartamento de la ciudad de Phoenix antes de sus últimas paradas de campaña en Colorado y Nuevo México. Posteriormente regresará a Arizona.

Buscando revertir los pronósticos, McCain dijo que estaba ganando terreno.

"Vamos a trabajar duro hasta que cierren los comicios", dijo el republicano a la cadena de televisión CBS.

Ambos candidatos reforzaron los temas de sus campañas en las últimas horas de la carrera. Obama acusó a McCain de representar un tercer mandato para las políticas de Bush y de estar peligrosamente fuera de contacto en temas económicos.

McCain, cuya campaña calificó a Obama de socialista y lo acusó de ser "amigo" de terroristas, lo describió como un liberal que va a elevar los impuestos.

Pero McCain ha intentado distanciarse de Bush en medio de un complejo escenario político para los republicanos, que intentan conservar la Casa Blanca por un tercer período consecutivo.

Victorias en cualquiera de los estados tradicionalmente republicanos donde, según las encuestas, Obama es competitivo, como Virginia, Colorado, Indiana y Carolina del Norte, podrían impulsar al demócrata a la Casa Blanca.

El demócrata tomó el control de la carrera el mes pasado, mientras una creciente crisis financiera reforzaba la percepción de que está mejor capacitado en temas económicos, y luego de tres debates donde pareció reducir las dudas que aún persistían en algunos votantes.