Público
Público

Obama y McCain esperan que la dimisión de Musharraf estabilice a Pakistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los candidatos a la presidencia de EE.UU., el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain esperan que tras la dimisión hoy del presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, el país se estabilice y consolide sus instituciones democráticas.

Para el candidato demócrata, el presidente Musharraf "ha tomado la decisión correcta al dimitir".

"Era de interés para el país y para los paquistaníes para acabar con la crisis política que ha inmovilizado la coalición en el Gobierno por demasiado tiempo", dijo Obama en un comunicado.

Obama subrayó que a su juicio "el terrorismo que amenaza Estados Unidos está ubicado en el noroeste de Pakistán y en Afganistán y no en Irak".

Por lo que consideró que la política estadounidense "debería centrarse en asegurar que el Gobierno paquistaní tenga los elementos necesarios para acabar con los refugios de Al Qaeda y de los talibán".

"Espero que todos los amigos de Pakistán no pierdan la oportunidad tras la salida de Musharraf para centrarse en los asuntos más urgentes en estos momentos: la confrontación y la amenaza de la violencia extremista, el abastecimiento de comida y la escasez energía", dijo Obama.

El senador de Illinois también subrayó la necesidad de ayudar a Pakistán para "construir un futuro estable, democrático y seguro".

Por su parte, el senador republicano, en un comunicado, consideró que la renuncia de Musharraf "es un paso hacia la estabilidad política de Pakistán".

"Pakistán es un lugar crítico de acción para contrarrestar la amenaza de Al Qaeda y el extremismo islámico violento", y abogó por la cooperación con el nuevo Gobierno ya que "existen graves problemas que deben abordarse".

McCain consideró que la situación de las regiones fronterizas requiere una "inmediata atención permanente", y deseó que las elecciones para elegir al sucesor de Musharraf "sirvan para reconciliar al pueblo pakistaní con un líder que pueda solidificar su Gobierno interno".

A su juicio, "es fundamental que Estados Unidos siga trabajando en asociación con el pueblo pakistaní y su Gobierno democráticamente elegido para hacer frente a los numerosos desafíos que ambos enfrentan".

Tras la dimisión del presidente Musharraf, el jefe del Senado, Mohamadmian Sumro, asumió el cargo.

El general retirado optó por evitar la impugnación parlamentaria con la que lo amenazaban las fuerzas gubernamentales esta semana, pese a calificar las acusaciones contra él de "falsas" e imposibles de probar.