Público
Público

Obama y McCain respaldan con reservas el 'plan Bush' de rescate

El republicano espera dar su respaldo definitivo y Obama avanza que lo apoyará pese a que "no es motivo de celebración pedir a los contribuyentes que tomen este paso extraordinario por la irresponsabilidad de unos pocos".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los candidatos a la presidencia de EEUU, el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain, han dado su respaldo matizado al plan de rescate para el sistema financiero auspiciado por George Bush y valorado en 700.000 millones de dólares.

En declaraciones al programa This Week, de la cadena de televisión ABC, McCain ha matizado que quiere ver los detalles del plan pactado hoy a primeras horas de la mañana en el Congreso. Preguntado si lo apoyará ha replicado con un lacónico 'espero que sí'.

'Esto es algo que todos nosotros tendremos que tragar y seguir adelante con ello', sostiene el candidato republicano.

En el programa, McCain también afirma que mañana, lunes, reanudará todas las actividades de la campaña electoral, que el miércoles declaró que suspendía para ayudar en las negociaciones y tratar de sacar adelante el plan de rescate.

Por su parte, Obama, que hace hoy campaña en Michigan, uno de los estados 'bisagra', también ha dado su apoyo en principio al plan.

'No es una causa de celebración pedir a los contribuyentes que tomen este paso extraordinario por la irresponsabilidad de unos pocos, pero este paso es necesario', ha señalado.

Líderes republicanos y demócratas, secundados por el secretario del Tesoro, Henry Paulson, anunciaron el principio de acuerdo esta madrugada, tras un día de reuniones maratonianas.

Ahora su personal trabaja en el texto específico del proyecto de ley, que será anunciado formalmente hoy.

Obama explicó en su comunicado que el acuerdo 'parece' respetar los cuatro principios que él ha defendido.

El senador de Illinois ha insistido en que el plan debería crear un consejo supervisor independiente para controlar el gasto, dar a los contribuyentes derechos de compra de acciones de las empresas que se beneficien, limitar el salario de sus directivos y ayudar a los dueños de viviendas con dificultades para pagar la hipoteca.

Obama echó la culpa de la crisis a 'la especulación irresponsable y la avaricia en Wall Street y la falta de supervisión en Washingto'.

El senador de Illinois pidió que además de esta serie de medidas, el Congreso apruebe un plan de estímulo económico de emergencia que invierta en transporte, educación y salud, y amplíe el seguro de desempleo.

Está previsto que la Legislatura suspenda sus sesiones hasta después de las elecciones, el 4 de noviembre, una vez que vote sobre el plan de rescate financiero, por lo que será imposible que considere la propuesta de Obama.