Público
Público

Obama y McCain, ante el veredicto de los votantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por John Whitesides

El demócrata Barack Obama y el republicano John McCain se enfrentaban el martes al veredicto de los votantes estadounidenses tras una larga y amarga campaña por la Casa Blanca, en la que Obama mantiene una decisiva ventaja en las encuestas nacionales.

Se espera que al menos 130 millones de estadounidenses voten al sucesor del impopular presidente republicano George W. Bush y fijen el rumbo del país para los próximos cuatro años en temas como la crisis económica, las guerras en Irak y Afganistán, una revisión del sistema de salud y otros asuntos.

Largas filas de personas esperaban para votar en algunos estados clave, incluido Pensilvania, Ohio y Virginia.

Los centros de votación comenzarán a cerrar en zonas de los estados de Indiana y Kentucky a las 18.00 hora del este de Estados Unidos (2300 GMT) y en las seis horas siguientes en los restantes 48 estados y el distrito de Columbia.

Obama, de 47 años, está cumpliendo su primer período como senador por Illinois y podría convertirse en el primer presidente negro de Estados Unidos.

Los sondeos de opinión indican que supera a McCain en una cantidad de estados suficientes para obtener más de los 270 votos electorales que necesita para ganar.

Una victoria de McCain, que tiene 72 años, le convertiría en el presidente de más edad al comenzar un primer mandato y transformaría a Sarah Palin en la primera mujer en alcanzar la vicepresidencia de Estados Unidos.

Las bolsas de valores del mundo alcanzaron máximos en dos semanas, y las acciones estadounidenses registraron alzas en Wall Street de hasta un 3 por ciento en los índices más importantes.

Analistas dijeron que el mercado probablemente estaba reflejando las expectativas por una victoria de Obama.

Si los demócratas llegan a la Casa Blanca y refuerzan su control del Congreso, será más fácil para el nuevo Gobierno lidiar con la crisis financiera.

Los sondeos de opinión mostraban a Obama superando o empatando con McCain en al menos ocho estados conquistados por Bush en 2004, incluidos Ohio y Florida.

Obama tiene una cómoda ventaja en todos los estados ganados por el demócrata John Kerry en ese año.

Ian Edwards, de 60 años, dijo que votó por Obama.

"Es muy simple", explicó el jefe ejecutivo de una pequeña empresa de tecnología al salir de su centro de votación en la ciudad de Cincinnati, Ohio. "Mala guerra. Mala economía. Mala reputación en el extranjero", explicó.

En el lado opuesto, Tyler White, en Scottsdale, Arizona, dijo que desconfiaba de la política de impuestos de Obama.

"Mis padres están en el nivel más alto del sistema impositivo y sienten que Barack Obama no es el adecuado", comentó.

Se estima que casi 31 millones de personas votaron de manera anticipada, aprovechando la opción del voto previo a las elecciones en 34 de los 50 estados del país.

TRADICIÓN

Obama y su esposa Michelle no tuvieron que hacer fila en su centro de votación en Chicago, al que ingresaron por una entrada lateral acompañados por sus dos hijas. Responsables electorales y otros votantes tomaron fotografías y los vitorearon.

McCain, un senador por Arizona, votó cerca de su apartamento de la ciudad de Phoenix antes de sus últimas paradas de campaña en Colorado y Nuevo México.

Buscando revertir los pronósticos, McCain dijo que estaba ganando terreno.

"Vamos a trabajar duro hasta que cierren las urnas", dijo el republicano a la cadena de televisión CBS.

Ambos candidatos rompieron la tradición y planeaban continuar sus campañas durante el día electoral.

La contienda era seguida con expectativa desde Kogelo, el pueblo en Kenia de donde era originario el fallecido padre de Obama. Los residentes rezaban por la victoria del senador y por su abuela materna, quien falleció en Hawái un día antes de los comicios.

Los familiares del político estadounidense en el pueblo se preparaban para cocinar un toro como celebración si triunfa en la votación.