Público
Público

Obama y McCain visitan estados clave en el cierre de la campaña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, y su rival republicano, John McCain, hicieron campaña el domingo en los estados clave de Ohio y Pensilvania, con McCain luchando por superar la ventaja de Obama en las últimas 48 horas de una agotadora carrera presidencial.

Obama advirtió a sus partidarios que no se confiaran durante un mitin en Ohio, uno de los estados clave que decidirán las elecciones del martes para suceder al impopular presidente George W Bush.

El senador por Illinois aventaja a McCain en los sondeos nacionales y en muchos estados clave de tendencia republicana, en los últimos días de una campaña electoral de dos años que ha costado más de 2.000 millones de dólares.

"No creo por un segundo que estas elecciones hayan terminado", dijo Obama a una multitud de más de 60.000 personas en Columbus. Otros 80.000 seguidores le recibieron en Cleveland, donde el roquero Bruce Springsteen animó al público y presentó a Obama.

"No podemos permitirnos bajar el ritmo, relajarnos o dejarlo por un día, un minuto o un segundo en estos pocos últimos días", dijo Obama, que de ganar sería el primer presidente negro de Estados Unidos.

Por su parte, McCain se dirigió a los votantes indecisos de Pensilvania, su mejor y quizá última posibilidad de quitarle un estado de tendencia demócrata a su rival en la competición por lograr los 270 delegados que necesitan para ganar las elecciones.

También visitó Peterborough, en New Hampshire, otro estado en el que los demócratas ganaron en 2004 y en el que logró victorias clave en 2000 y en las primarias de este año.

ESTADOS EN DISPUTA

El senador por Arizona lucha por superar el apoyo de Obama en aproximadamente una docena de estados en los que Bush ganó en 2004, y tanto él como sus máximos asesores aseguraron que está acortando distancias en los últimos días.

"Amigos mío, he estado en muchas campañas. Sé cuándo hay fuerza", dijo McCain en Walllingford, Pensilvania. "Vamos a ganar Pensilvania y vamos a ganar estas elecciones. Lo siento y lo creo y lo sé".

Rick Davis, su director de campaña, dijo a los periodistas que tras las dos paradas en Pensilvania, una aparición en New Hampshire y un encuentro nocturno con seguidores en Miami que hizo el domingo, el lunes pasaría por siete estados. Y el martes, tras votar en Arizona, pasaría por Colorado y Nuevo México.

"Vamos a por el gran final", dijo Davis en "Fox News Sunday". "Se le ha dado por derrotado antes y ha ganado en esta clase de estados, y estamos en el proceso de ganarlos ahora mismo", dijo sobre zonas como Ohio, Florida o Virginia.

La larga serie de sondeos publicados el domingo le daba sólo algo de razón a la afirmación de Davis. Una nueva encuesta mostraba a McCain ligeramente por delante en Ohio, aunque en otras lideraba Obama.

Obama lleva la delantera en la mayoría de los estados clave en disputa, aunque su ventaja se ha reducido en Florida, Virginia, Nevada y Pensilvania.

En los últimos días de campaña, los dos candidatos han vuelto a sus temas principales, con Obama relacionando a McCain con Bush y añadiendo otra vuelta de tuerca con un anuncio en el que se le relaciona con el igualmente impopular vicepresidente, Dick Cheney.

McCain reanudó sus ataques contra Obama afirmando que es un liberal cuyas políticas tributarias perjudicarán a los pequeños negocios. Obama ha dicho que elevará los impuestos de los que ganen más de 250.000 dólares al año.