Público
Público

Obama y Netanyahu se reúnen mientras fallan los intentos de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente Barack Obama se reúne el lunes con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en Washington, en medio de los titubeantes esfuerzos de Estados Unidos por reanudar el estancado proceso de paz en Oriente Medio.

La reunión posiblemente enfadará a los palestinos, que ya están frustrados por lo que perciben como una concesión del Gobierno de Obama ante Israel en el controvertido tema de las colonias judías en la Cisjordania ocupada.

Un funcionario del Gobierno de Obama confirmo el encuentro ante un foro de líderes judío-estadounidenses, pero no dio más detalles sobre qué asuntos hablarían. Colaboradores de Netanyahu dijeron que tratarían el proceso de paz y la disputa nuclear con Irán.

A pesar de que el Gobierno de Obama ha dado una alta prioridad al reinicio de las negociaciones de paz y ha enviado emisarios a la región, las posibilidades de una reunión entre israelíes y palestinos se han vuelto cada vez menores.

El intento de Obama por reanudar el proceso de paz sufrió un revés la semana pasada. El presidente palestino, Mahmud Abas, un socio clave en la negociación, acusó a Washington de retirar su exigencia de congelar la extensión de los asentamientos y amenazó con no presentarse a las elecciones palestinas de enero.

Tal decisión podría obligar a posponer las negociaciones de paz durante los próximos meses.

Obama ha reducido la presión de Estados Unidos sobre Israel por los asentamientos, pidiendo moderación en su construcción, aunque antes había exigido que se detuvieran. Los palestinos dicen que el cambio de política ha matado las esperanzas de reanudar pronto las negociaciones de paz.

LOS ASENTAMIENTOS SON UN OBSTACULO

Netanyahu ha ignorado los llamamientos de Obama para detener la construcción en los asentamientos y dijo que no debería ser una condición previa para reanudar el proceso de paz.

Este asunto es un gran obstáculo en el proceso de paz entre israelíes y palestinos, y ha sido motivo de la división más profunda en las relaciones de Israel y Estados Unidos en una década.

Washington dice que aún quiere paralizar la construcción en los asentamientos, pero que no debe ser una condición para las negociaciones, como lo exige Abas, un dirigente moderado respaldado por Occidente.

"Estamos listos para conversar y los palestinos no lo están. Es tan sencillo como eso", dijo el domingo Netanyahu a los periodistas que viajan con él a Washington.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, tuvo que oír duras críticas de los árabes por la postura de su Gobierno en este asunto durante una visita a la región la semana pasada. Ella insistió en que Washington aún quiere detener la construcción, pero que creo que reanudar el proceso de paz es la mejor manera de lograrlo.