Público
Público

Obama y los republicanos buscan un presupuesto que evite el cierre del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de EE.UU., Barack Obama, y los republicanos del Congreso afinaron hoy propuestas para lograr antes del viernes un acuerdo sobre la financiación del Gobierno y evitar así su cierre, un fenómeno que no ocurre desde 1996.

Tras capear durante dos semanas el temporal que provocó su propuesta de presupuesto federal, de 3,73 billones de dólares y con un récord en el déficit fiscal previsto, de 1,64 billones, Obama instó hoy a los republicanos del Congreso a aprobar, al menos, una medida puente que evite el cierre de todas las agencias federales.

Es lo que ocurrirá si los dos partidos no han alcanzado un acuerdo sobre el presupuesto antes de la medianoche del próximo viernes, cuando vence una medida aprobada para financiar temporalmente las operaciones del Gobierno federal.

"La próxima semana, el Congreso se centrará en el presupuesto temporal", aseguró Obama en su alocución radial de los sábados. "Por el bien de nuestros ciudadanos y de nuestra economía, no nos podemos permitir que esta paralización prevalezca", agregó.

El último cierre del Gobierno ocurrió en el mandato de Bill Clinton, durante dos días en noviembre de 1995 y durante otros 21 hasta enero de 1996.

Esa experiencia enseñó a muchos republicanos, entre ellos el actual presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, que el cese del funcionamiento de un Gobierno demócrata no es, aunque pueda parecerlo, beneficioso para sus intereses.

Más bien al contrario, pues algunos de los más perjudicados, como los veteranos de guerra que perderían temporalmente sus beneficios, pueden retirar su confianza al partido a medio o largo plazo.

El senador por Ohio Rob Portman articuló hoy ese rechazo de los republicanos a un posible cierre del Gobierno en la respuesta semanal de la oposición al mensaje presidencial.

"Nuestro objetivo como republicanos es hacer recortes significativos en el gasto y crear un entorno mejor para la creación de empleo, pero no cerrar el Gobierno", aseguró.

Portman instó a Washington a "actuar, y hacerlo ahora" para "controlar la deuda y el déficit", aunque subrayó las distancias con la propuesta del presidente, que "enlaza con los altos niveles de gasto de los últimos dos años y duplica la deuda nacional".

Para tratar de evitar el cierre, los republicanos de la Cámara de Representantes propusieron el viernes una medida puente que los demócratas podrían aceptar, y que permitiría al Gobierno seguir operativo durante dos semanas más, hasta el 18 de marzo.

La medida ganaría tiempo para que ambos partidos lleguen a un acuerdo en el Senado sobre la financiación del Gobierno hasta el 30 de septiembre, lo que queda de año fiscal.

Pero ese acuerdo peligra por la oposición demócrata a un recorte aprobado este mes por la Cámara de Representantes, que resta 61.000 millones a áreas que Obama considera imprescindibles fomentar, como la educación, la innovación y las infraestructuras.

No obstante, el presidente llamó hoy a los líderes de ambos partidos a encontrar un "terreno común" esta semana para lograr que el país siga avanzando y no impedir el crecimiento económico.

"No será fácil. Habrá mucho debate y desacuerdos y ningún partido conseguirá todo lo que quiere; ambas partes tienen que ceder", señaló Obama.

El presidente considerará "todo tipo de ideas serias", pero no recortes en las áreas que cree claves para la economía. "Debemos estar dispuestos a sacrificar, pero no podemos sacrificar nuestro futuro", aseguró.

Para la oposición republicana, en cambio, ese peligro para el futuro radica, precisamente, en la decisión de Obama de no seguir las recomendaciones de la Comisión Fiscal independiente creada por él, que le instaba a acometer grandes recortes en las áreas de más gasto, como la Defensa o la Seguridad Social.