Público
Público

Obama y tres ex presidentes se unen hoy a los servicios fúnebres de Kennedy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EEUU, Barack Obama, tres ex presidentes y decenas de miembros del Congreso, entre otros dignatarios, se sumarán a los servicios fúnebres del senador demócrata Edward Kennedy, que será enterrado hoy en el Cementerio de Arlington, en las cercanías de Washington.

El panegírico que hará Obama en la Basílica de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en Boston (Massachusetts), en honor de Kennedy -quien fue clave en su campaña electoral en 2008- tendrá un toque muy "personal", según fuentes de la Casa Blanca.

Agregaron que Obama ha estado puliendo el texto de su discurso de alabanza al "león liberal" y en él hará énfasis en el papel clave que jugó Kennedy no sólo en la vida nacional sino también en la vida del mandatario estadounidense.

Kennedy respaldó la candidatura presidencial de Obama hace 19 meses, algo que, según observadores, fue el catalizador para su contienda contra la ahora secretaria de Estado, Hillary Clinton.

La Basílica guarda especial simbolismo para la familia Kennedy, porque fue allí donde el senador Ted Kennedy acudía a diario a rezar, cuando su hija Kara luchaba contra un cáncer de pulmón que logró superar.

Se prevé que decenas de miles de personas acudan a las cercanías de la iglesia en el sector de Mission Hill, por lo que las autoridades de Boston desplegarán entre mil y 2.000 agentes policiales locales, además de decenas de agentes estatales, como parte de un extenso plan de seguridad.

Los restos mortales de Kennedy, fallecido la noche del martes tras 15 meses de lucha contra un cáncer cerebral, yacen desde el miércoles en un ataúd cerrado frente a un gran ventanal con vistas al mar en la Biblioteca Presidencial JFK en Boston.

Esta mañana serán trasladados a la iglesia, donde Obama será el único interviniente que no forma parte del clan Kennedy.

Además de Obama, participarán en el acto los ex presidentes Jimmy Carter, Bill Clinton y George W. Bush.

George H.W. Bush, Bush padre, indicó en un comunicado que no acudirá al considerar que la presencia de su hijo representa debidamente a la familia.

También se prevé la asistencia de casi la mitad de los miembros del Senado y decenas de miembros de la Cámara de Representantes, incluyendo su presidenta, la demócrata Nancy Pelosi.

El superintendente de la policía de Boston, Daniel Linskey, dijo el jueves que el público no tendrá acceso a la iglesia y recomendó que las personas que no han sido invitadas a la misa sigan el servicio religioso y procesión fúnebre por televisión.

Linskey explicó que la idea es resguardar la seguridad en la zona sin abrumar a la familia Kennedy con una fuerte presencia policial.

"Es una especie de equilibrio para asegurarnos de que podemos rendir tributo al senador y a su familia, pero haciéndolo de forma segura", precisó Linskey.

La noche del viernes, figuras como el vicepresidente de EEUU, Joe Biden, los senadores demócratas John Kerry y Christopher Dodd, y el senador republicano John McCain participaron en un funeral privado en la biblioteca presidencial, bautizado como una "Celebración de una vida".

Tras el servicio fúnebre en la Basílica, los restos de Kennedy serán traslados en avión a la base áerea Andrews, desde donde serán trasladados al Cementerio Nacional de Arlington (Virginia), próximo a la capital estadounidense, donde será enterrado junto a sus dos hermanos asesinados, John y Bob Kennedy.