Público
Público

Obesidad en adolescentes elevaría riesgo de esclerosis múltiple

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El riesgo que tiene una mujerde desarrollar esclerosis múltiple (EM) en su vida se duplicasi fue obesa a los 18 años, indicó una investigación.

La EM es una enfermedad del sistema nervioso central queafecta a medio millón de personas en Estados Unidos y de la quese diagnostican 10.000 nuevos casos por año.

"Este es el primer estudio que asocia la EM con laobesidad", dijo a Reuters Health la doctora Kassandra L.Munger, de la Escuela de Salud Pública de Harvard, en Boston.

Aunque no suele ser fatal, es una condición crónicaimpredecible sin cura conocida. Los síntomas -mareos, visiónborrosa, alteración del habla, disfunción sexual,incontinencia, temblores, pérdida de la coordinación ydebilidad- pueden ser muy discapacitantes durante un brote.

No es un mal común. Según Munger, las mujeres suelen teneruna probabilidad en 100 de desarrollar EM en la vida, adiferencia de una probabilidad en ocho de tener cáncermamario.

El equipo de Munger estudió a las participantes de losestudios Nurses' Health Study y Nurses' Health Study II, queduraron 40 años. Las participantes respondieron sobre el peso,la altura, el tamaño corporal, el tabaquismo, la actividadfísica y enfermedades.

Entre las más de 200.000 participantes, se diagnosticaron593 casos de EM.

El estudio no halló una relación entre el riesgo dedesarrollar EM y una masa corporal grande entre los 5 y 10 añosde edad y en la edad adulta.

Pero la obesidad a los 18 años estuvo asociada con más deldoble de aumento del riesgo de tener EM, mientras que un tamañocorporal grande a los 20 estuvo relacionado con un 96 porciento más riesgo de padecer la condición.

Los resultados, publicados en la revista Neurology,resaltan la amenaza de la obesidad, dijo Munger. "Tenemos otraenfermedad asociada", añadió.

Los datos aportan también otro motivo para promover el pesosaludable en los jóvenes.

"La prevención de la obesidad adolescente reduciría elriesgo de desarrollar EM", concluyeron los autores, queadvirtieron sobre las limitaciones del estudio: nuevasinvestigaciones deben validar los resultados, que son sóloaplicables a las mujeres blancas.

"No existen motivos para creer que los mecanismosbiológicos serían distintos" en los varones, dijo Munger, peroeso no se puede decir de las demás etnias.

Es posible que alguna protección genética en losafroamericanos y los asiáticos, que tienen una incidencia menorde EM, sea "más fuerte que la obesidad en el nivel de riesgo".

El peso no es el factor de riesgo más importante de la EM,precisó la autora. Los tres principales son de origenambiental: infección con el virus de Epstein-Barr, deficienciade vitamina D y tabaquismo.

FUENTE: Neurology, online 12 de noviembre del 2009