Público
Público

Obesidad extrema aumenta riesgo de complicaciones en el embarazo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Anne Harding

Las mujeres consideradas "súperobesas" tienen un alto riesgo de sufrir una complicaciónpotencialmente fatal durante el embarazo, en especial si engordandemasiado, según un nuevo estudio.

Un 5 por ciento de las embarazadas desarrollan hipertensión ytrastornos renales (preeclampsia) a partir de la semana 20 degestación, según el Instituto Nacional del Corazón, Pulmón ySangre de Estados Unidos. La condición genera riesgos graves parala madre y el feto.

Un índice de masa corporal (IMC) alto antes del embarazo esun factor de riesgo de la preeclampsia, pero existe pocainformación sobre los peligros para la creciente cantidad deobesas mórbidas. Estas son mujeres con un IMC de 50 que, porejemplo, miden 1,67 metros y pesan 136 kilos o más.

La cantidad de obesos mórbidos en Estados Unidos sequintuplicó en las últimas dos décadas, escribió en la revistaBJOG el equipo de Hamisu Salihu, de la University of SouthFlorida, en Tampa.

El equipo revisó las partidas de nacimiento de Missouri desde1989 al 2005, donde hubo más de 850.000 partos de bebés únicos.Más de tres cuartos de las madres tenían peso normal antes delembarazo y el 21 por ciento eran obesas. Menos de 0,5 por ciento,es decir, 3.001 mujeres, eran súper obesas.

El riesgo promedio de desarrollar preeclampsia fue del 4,5por ciento, con un 3 por ciento para las mujeres con peso normal,un 9 por ciento para las obesas y un 13 por ciento para las súperobesas.

El riesgo de desarrollar preeclampsia se triplicó en lasmujeres obesas (IMC de 30 ó más) con respecto a las que tenían unpeso normal (IMC de 25 o menos). Pero en las súper obesas, eseriesgo se quintuplicó.

Cuanto más rápido engordaba una mujer durante el embarazo,mayor era su riesgo de desarrollar preeclampsia, sin importar suIMC.

Las mujeres súper obesas que más engordaban (0,7 kilos porsemana) eran 13 veces más propensas a desarrollar la enfermedadque las mujeres que engordaban moderadamente (entre 0,20 y 0,68kilos por semana).

"La obesidad, y en especial la mórbida, tiene que ser elcentro" de los cuidados antes de la concepción, dijo Salihu aReuters Health, "para que las obesas adelgacen antes delembarazo", agregó.

Las mujeres súper obesas embarazadas deben ser controladaspara reducir el riesgo de complicaciones; por ejemplo,garantizando que engorden sólo lo necesario.

Y después del parto, afirmó, los médicos deben trabajar paraque adelgacen y tengan nuevos embarazos menos riesgosos paraellas y sus bebés.

FUENTE: BJOG, online 19 de mayo del 2010