Publicado: 27.11.2013 17:27 |Actualizado: 27.11.2013 17:27

El Obispado de Alcalá reconoce el "uso irregular" de alimentos de Cáritas

La hermandad que denunció al párroco que presuntamente usó comida del Banco de Alimentos para una romería ha repuesto los alimentos a la organización

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Hermandad del Rocío de Alcalá de Henares ha repuesto los alimentos de Cáritas que usó para la manutención de algunos de sus miembros que en 2012 y 2013 viajaron a Huelva para participar en la romería del Rocío. Así lo ha confirmado el Obispado de Alcalá en un comunicado, en el que admite el uso irregular dado por la organización a la ayuda del Banco de Alimentos recibida por la parroquia de San Diego, que tiene como titular al sacerdote, Martín Ares, capellán de la Hermandad.

En concreto, el Obispado precisa que los alimentos de la parroquia utilizados por la Hermandad en los viajes a la romería fueron "algunas" botellas de aceite y de zumo, seis o siete latas de bonito y otras tantas de tomate frito, en torno a cinco o seis paquetes de macarrones, la misma cantidad de harina, y siete u ocho cajas de galletas, aproximadamente.

En ese sentido, el Obispado asegura que los responsables de la Hermandad han respondido a la denuncia realizada por algunos de sus miembros sobre el uso de productos de Cáritas con la entrega ayer de "una cantidad de alimentos superior a los que fueron destinados a las peregrinaciones".

Los alimentos permitieron rebajar la cuota del viaje, pero el Obispado no ve "uso comercial"

El Obispado justifica el desvío de los alimentos a la Hermandad por el párroco porque "la valoración que se hizo en ese momento es que dichos alimentos podían ayudar a disminuir los gastos de los más necesitados que acudían a la peregrinación".

En ese sentido, los alimentos de Cáritas, agrega el Obispado, permitieron rebajar la cuota de entre 200 y 300 euros que la Hermandad exigió a los miembros que viajaron a Huelva para financiar su estancia y pensión alimenticia durante la romería.

Así, la investigación realizada por el Obispado sobre los hechos rechaza la acusación del "uso comercial" que la Hermandad habría hecho de la ayuda del Banco de Alimentos, como varios miembros de la organización denunciaron el lunes en comunicado, en el que reclamaron también al Obispado la sustitución del capellán.