Público
Público

El "obispillo" renueva la bendición a los burgaleses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El "obispillo", un niño de la Escolanía de los Pueri Cantores de la Catedral de Burgos elegido por sus compañeros, ha sido investido hoy para renovar una tradición que se remonta al siglo XV por la que imparte bendiciones a los burgaleses de los que recibe honores de Obispo.

Guillermo Alcuaz Temillo, un niño de 8 años, ha sido el obispillo de este año 2009 tras ser elegido por votación de sus compañeros de la Escolanía de los Pueri Cantores de la Catedral de Burgos entre los niños que han hecho la primera comunión este año.

De los 35 niños que forman actualmente la Escolanía, 12 hicieron la comunión en 2009 y, entre ellos, eligieron a Guillermo Alcuaz,que tiene 8 años, estudia en el colegio Liceo Castilla de la capital burgalesa y lleva dos años en los Pueri Cantores de la Catedral, donde canta la segunda voz.

Una de las cosas que más han emocionado a Guillermo Alcuaz ha sido recorrer las calles del centro de la ciudad a lomos de un caballo blanco y felicitar la Navidad a los burgaleses desde el balcón consistorial vestido como el Obispo.

El director de la Escolanía, Luis Corbí, ha explicado a Efe que el traje, la mitra y el báculo son los mismos desde hace décadas porque, aunque hubo un paréntesis de varios años en los que se dejó de celebrar esta tradición, uno de los miembros de la Escolanía guardó estos elementos y los entregó cuando se recuperó la tradición a mediados de los noventa.