Público
Público

El obispo de Bilbao aboga por aunar esfuerzos por la paz y la reconciliación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El obispo de Bilbao, Mario Iceta, ha considerado un paso "muy positivo" la decisión de ETA de cesar su actividad terrorista y ha afirmado que "todos, personas, organismos, asociaciones, instituciones, estamos llamados a colaborar y aunar esfuerzos en la construcción de una sociedad en paz y reconciliada".

En unas declaraciones difundidas a través de la página web del Obispado de Bilbao, Iceta ha tenido un recuerdo especial para las víctimas del terrorismo y ha evidenciado que, tras el anuncio del cese de la violencia, "todos esperamos la desaparición definitiva de ETA, que anhelamos llegue cuanto antes".

El obispo ha señalado que "el camino de la verdadera reconciliación, tarea prioritaria de la Iglesia para este tiempo, va mucho más allá del cese de toda violencia".

Iceta ha recordado los pilares "sobre los que se sustenta la paz y que son necesarios para una verdadera reconciliación" y ha indicado que "la paz es fruto de la verdad y de la justicia, de la capacidad de reconocer y reparar el mal causado, de la humildad y el coraje de pedir perdón, y de la magnanimidad y anchura de corazón para otorgarlo y acogerlo".

El prelado ha puesto de manifiesto que "la comunidad cristiana quiere hacerse compañera de camino para sanar heridas personales y sociales, derribar los muros que separan y construir una sociedad justa y reconciliada, en libertad y en paz".

Iceta ha considerado preciso en el momento actual "recordar y reconocer" a las víctimas y a sus familiares, así como "guardar su memoria y acompañarles", además de ofrecerles "toda la ayuda necesaria".

El obispo de Bilbao se ha unido a "la alegría" de la sociedad por el anuncio del fin de la violencia de ETA y ha puesto de relieve que "la libertad, que ha estado constreñida y sustraída por la amenaza y el ejercicio de la violencia, gana espacio".

Según ha indicado, "son muchas las personas, instancias e instituciones que con empeño constante han conducido a que el fin de la actividad terrorista se haga realidad".

El delegado de Pastoral Social de la Diócesis, José María Delclaux, ha considerado, en la misma página en Internet, que las víctimas que, según dice, no han usado políticamente su condición de tales o "las que no han permitido que su dolor fuese manipulado políticamente" son las vencedoras.

En su opinión, quienes han vencido a la violencia verdaderamente son "aquellas personas que han deseado el final de ETA porque no querían que otros sufrieran lo que ellos han sufrido".