Público
Público

El obispo que negó el Holocausto pide disculpas al Papa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un obispo tradicionalista que encolerizó a los judíos realizando unas declaraciones en las que negaba el alcance total del Holocausto ha pedido disculpas al Papa Benedicto XVI por "los problemas y aflicciones innecesarios" que le ha causado.

Pero el obispo, Richard Williamson, no se retractó o retiró los comentarios, que denominó "imprudentes" en una carta colgada el viernes en su blog, http://dinoscopus.blogspot.com/2009/01/letter.html, y enviada al Vaticano hace dos días.

uno de los cuatro obispos cuya excomunión fue retirada por el Papa el pasado sábado tras 20 años de cisma - dijo a la televisión sueca en una entrevista emitida hace una semana: "No creo en las cámaras de gas".

El obispo dijo que no más de 300.000 judíos perecieron en los campos de concentración nazis, frente a los seis millones que aceptan los principales historiadores.

La entrevista, grabada en noviembre, causó indignación entre los líderes judíos y los católicos progresistas, muchos de los cuales dijeron que amenazaba 50 años de diálogo judeocristiano.

Entre los que condenaron las declaraciones había supervivientes del Holocausto, el Rabino Jefe de Israel y el escritor judío y ganador del Nobel de la Paz Elie Wiesel.

En una carta dirigida al cardenal Darío Castrillón Hoyos, el responsable del Vaticano encargado de los contactos con el movimiento tradicionalista secesionista, Williamson dijo:

"En medio de esta tremenda tormenta mediática desatada por mis imprudentes declaraciones a la televisión sueca, le suplico que acepte, únicamente como debidamente respetuoso, mi sincero pesar por haberle causado a usted y al Santo Padre tantos problemas y aflicciones innecesarios".

Williamson, un británico, no mencionó el Holocausto y no repudió sus comentarios, como solicitaban muchos judíos.

El Papa Benedicto XVI expresó su "solidaridad total e incuestionable" con los judíos el miércoles, en un intento de mitigar la crisis.

Williamson y otros tres obispos fueron expulsados hace 20 años cuando fueron ordenados sin el permiso del Papa Juan Pablo II, dando inicio al primer cisma en la Iglesia en los tiempos modernos. Benedicto XVI retiró las excomuniones el pasado sábado en un intento de acabar con este cisma.