Público
Público

El obispo Uriarte cree que las víctimas de ETA no deben marcar la línea política del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El obispo emérito de San Sebastián, Juan María Uriarte, ha afirmado que el dolor de las víctimas de ETA es "muy respetable y todo lo que se haga por repararlo será poco", pero ha considerado que este colectivo no debe "marcar la dirección política del Gobierno".

En una entrevista en el diario El Correo, Uriarte ha señalado que "nunca se hace bastante por las víctimas, por todas las víctimas" y ha abogado por "hilar con finura ética al calificar como víctima a una persona y a su entorno".

En este sentido, ha explicado que "no es moralmente lo mismo" el asesinato de una persona por parte de ETA que la muerte de un terrorista al explotar su propia bomba porque, "en el primer caso, hay una gravísima violación de los derechos humanos de una persona y no así en el segundo".

El obispo emérito de San Sebastián ha destacado que la legislación española tiene como "objetivo prioritario" lograr la reinserción de los delincuentes y que, "aun en los delitos más graves, caben medidas de aplicación de la ley que hagan compatible la justicia con la flexibilidad requerida con la nueva situación" en Euskadi.

Uriarte ha animado al Gobierno actuar con "generosidad" porque "ha de ser fiel al principio de la justicia, pero teniendo en cuenta que una justicia sin misericordia no es humana" y ha considerado que debe "fomentar, con su forma de aplicar los principios legales, las condiciones que favorezcan el hecho de pedir y el de conceder el perdón".

Ha reconocido que "no será fácil" alcanzar un acuerdo sobre las medidas que afecten a los presos de ETA debido a "la suma gravedad de muchos delitos" y a "la distancia ideológica entre los interlocutores", así como a las "serias dificultades" que tendrían las víctimas para aceptar la posible concesión de indultos.

En cualquier caso, se ha mostrado convencido de que, aunque faltan "pasos importantes desde flancos diversos", "el camino hacia la paz no tiene marcha atrás".