Público
Público

Los obispos de Africa reiteran que el sida no se supera sólo con preservativos

Creen esencial "una adecuada educación moral de la sexualidad humana, enfatizando la fidelidad conyugal"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los obispos del Simposio de las Conferencias Episcopales de Africa y Madagascar (SECAM) han reiterado hoy que el sida no se supera sólo con la distribución de preservativos sino 'con una adecuada educación moral de la sexualidad humana, enfatizando la fidelidad conyugal'.

En su mensaje con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, los prelados añadieron que el sida no es 'un simple problema médico' y alertaron de que las inversiones en fármacos 'no son suficientes'. 'Con Benedicto XVI, advertimos que el problema no puede ser superado resaltando exclusivamente o principalmente la distribución de profilácticos', aseguraron.

En este sentido, propusieron 'una estrategia basada en la educación a la responsabilidad individual en el cuadro de una visión moral de la sexualidad humana'. En particular, reiteran la importancia de la fidelidad conyugal, que, en su opinión, 'puede tener un impacto real en la prevención de esta enfermedad'.

Además, reivindicaron que 'la Iglesia es la primera en la tarea de afrontar el VIH en Africa y en la asistencia de las personas seropositivas y enfermas de sida', y lamentan cómo el Sida continúa devastando las poblaciones, 'a pesar de no ser ya un tema prioritario en la agenda de los gobiernos, de la sociedad civil y de las organiaciones internacionales'.

'La Iglesia es la primera en la tarea de afrontar el VIH en Africa', reivindican los obispos

Para los prelados africanos la crisis económica está empeorando la situación de los que padecen la enfermedad, ya que 'el aumento del precio de los alimentos y de otros bienes obstaculiza el éxito de la terapia'.

Finalmente, constataron que el aumento del hambre y la desesperación está provocando que sean muchas las personas que recurren al sexo como medio de supervivencia. 'Toda intervención que trate de afrontar el VIH y el Sida sin tener en cuenta este contexto está destinado a fracasar', concluyeron.