Público
Público

Los obispos se inclinan ahora por deshacerse de Losantos

El locutor Ignacio Villa, encumbrado por Losantos, podría ser su sustituto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Comité Ejecutivo del Episcopado estudió este jueves el futuro del locutor Federico Jiménez Losantos en la cadena Cope. Aunque no se tomó una decisión definitiva -será después Semana Santa-, fuentes consultadas por Público mostraron su impresión de que, en esta ocasión, los obispos no apoyarán la renovación de su contrato, que finaliza en junio.

A la reunión de ayer sólo faltó el cardenal Cañizares, quien, no obstante, dejó clara su oposición a la continuidad del locutor en la Cope. Sí asistió al encuentro el resto de la cúpula episcopal: su presidente, Antonio María Rouco Varela; el vicepresidente, Ricardo Blázquez; el portavoz, Juan Antonio Martínez Camino; los cardenales Amigo y Sistach; y el arzobispo Carlos Osoro.

El pasado año, y pese a la oposición de la mayoría de los obispos, Rouco dio luz verde al director de la cadena propiedad de la Iglesia, Alfonso Coronel de Palma, para tomar una decisión que supuso la renovación de las voces más representativas de la cadena, Losantos y el publicista César Vidal. Los obispos invitaron ayer a Coronel a buscar una salida amistosa para liquidar la relación con la emisora del locutor estrella de la Cope. Coronel, otrora defensor de Losantos y que ahora maneja varias opciones para sustituirle, participó en la reunión de ayer. Hace pocas semanas, la mayoría de los directores regionales de la Cope votaron en contra de la renovación del locutor.

Villa, de lugarteniente a relevo

En su lugar, Coronel de Palma propondría colocar a Ignacio Villa en la actualidad director de informativos en el tramo informativo de la mañana (de 6 a 10), y a Adolfo Arjona director de Cope Málaga o Cristina López, de 10 a 12,30.

Antiguo lugarteniente de Losantos, Villa ha escenificado una separación táctica y paulatina del locutor, acercándose al entorno del cardenal Cañizares, principal impulsor del cese de Losantos. La marcha de Cañizares a Roma, paradójicamente, no le ha alejado de algunos asuntos internos.

De hecho, el problema Losantos ya ha llegado a Roma. Su continuidad fue uno de los temas que abordó, durante su visita a España, el secretario de Estado vaticano, Tarcisio Bertone. El cardenal habló del asunto tanto con De la Vega como con el propio Rouco.

Lo que cada vez parece más claro es que el futuro de Losantos no tiene por qué ir ligado al de César Vidal.