Público
Público

Los obispos piden marcar las dos casillas del IRPF

La Iglesia recauda por ambas cruces, que no son excluyentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Conferencia Episcopal española pedirá este año por primera vez de forma expresa a los contribuyentes que marquen las dos casillas en su declaración de la renta, tanto la que destina fondos a la Iglesia católica (el año pasado ingresó así 241 millones de euros) como la de Otros Fines, donde entran las ONG católicas (un 35% de la recaudación por esta casilla, 244 millones en la campaña anterior, también es para la Iglesia).

'Este sencillo gesto no le supone a nadie ni pagar más, ni que le devuelvan menos', recuerda la campaña del Episcopado, presentada ayer y titulada: 'Un gesto que vale mucho y no te costará

El obispo de Ciudad Real y responsable del Sostenimiento de la Iglesia, Antonio Algora, agradeció ayer de antemano el apoyo de los que marquenla otra casilla. 'Que no nos quita nada', recordó. Las dos casillasno son excluyentes, en caso de marcarse ambas, es un 1,4% de la declaración lo que deja de ingresar el Estado para ser gestionado por la Iglesia y las ONG.

Algora afirmó que 'todo lo que la Iglesia católica recibe se transforma en servicio social y ayuda a los demás', aunque la recaudación íntegra de la declaración de la Renta se destina a pagar los sueldos de los sacerdotes y la Seguridad Social del clero. 'No engañamos a nadie', añadió al ser preguntado por qué en los anuncios televisivos aparecen funciones de voluntariado y solidaridad junto a las sacramentales.

El gerente episcopal, Fernando Giménez, rechazó que la institución mantenga privilegios respecto a otras entidades: 'La Iglesia tiene el mismo régimen fiscal que la Cruz Roja o la ONCE. Los supuestos privilegios son una cantinela'.

El gerente episcopal sí que reconoció que la actual crisis económica puede pasar factura a la Iglesia, en forma de descenso de la recaudación, tanto en este ejercicio como en el próximo. 'Cuando hay crisis, la hay para todo el mundo. Esas son las reglas del juego que nos hemos marcado, y que hemos aceptado', apuntó.

'La Iglesia no vive en la estratosfera, vive en la Tierra. Cuando aprietan las necesidades, la gente se vuelve más generosa, y en esto confiamos', concluyó.

Una campaña “modesta”
Los obispos gastaron 2,3 millones de euros en su campaña de promoción de 2008. En esta ocasión, el coste será similar, pero aumentará su presencia en TV, prensa, radio y vallas publicitarias.

El ejemplo del “lince”
El “éxito” cosechado por la campaña contra la ampliación del aborto ha llevado a los obispos a centrarse en mensajes cortos e impactantes.

Las dos casillas
Junto a sus fieles, la campaña de este año incide especialmente en aquellos que optan por la X de las ONG, con el objetivo de que ahora marquen las dos opciones.