Público
Público

Los objetos personales de Ghandi vuelven a la India

Un multimillonario indio se hizo con el patrimonio que una casa neoyorquina sacó a subasta ayer para devolverlo a su país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El biznieto del mahatma Gandhi, Thushar Gandhi, calificó hoy de 'milagro' el desenlace de la subasta de objetos personales del 'padre de la nación' india que fueron comprados ayer por 1,8 millones de dólares por el magnate indio Vijay Mallya. 'No diré que estoy muy sorprendido. Creo que en el fondo estaba esperando que algo así ocurriera, porque siempre he creído en los milagros y creo que lo que ha pasado es milagroso', dijo Tushar Gandhi en una entrevista con la cadena delhí NDTV.

El descendiente de Mohandas Karamchand Gandhi, conocido por los indios como 'mahatma' (gran alma) Gandhi, aseguró que está 'encantado, absolutamente encantado, de que Vijay Mallya haya comprado estos objetos y ahora vuelvan a la India'.

Tushar dijo que el propietario de la compañía aérea Kingfisher y de la escudería india de Fórmula Uno Force India, tenía más posibilidades que cualquier otra persona para pujar alto en la subasta.

El empresario indio, una de las caras conocidas del país, se hizo con los objetos del líder del movimiento de desobediencia civil, que desembocó en la independencia de la India de manos de los británicos en 1947, por la cantidad de 1,8 millones de dólares, aunque la casa de subastas había puesto un precio al lote de entre 20.000 y 30.000 dólares.

El biznieto de Gandhi reveló que pidió ayuda a su amigo y ex jugador de críquet Dilip Doshi para que pujara por el lote, que incluía unas gafas, un bol, un plato, unas sandalias y un reloj de bolsillo. 'Doshi también pujó por estos objetos. Pero cuando nos dimos cuenta de que podía haber un indio pujando en su contra paró su oferta en 1,7 millones', explicó Tushar.

El representante de Mallya en la subasta, Tony Bedi, aseguró que el magnate 'estaba pujando por el país' y añadió que los objetos de Gandhi regresarán a la India, según la agencia PTI.

La subasta en la casa Antiquorum de Nueva York tuvo lugar ayer en medio de la polémica suscitada por la oposición del Gobierno indio, que anunció que haría 'todo cuanto pudiera', incluida una posible participación en la subasta, para adquirir los objetos personales de Gandhi.

La ministra india de Turismo, Ambika Soni, se felicitó hoy por el resultado de la subasta y aseguró que el Ejecutivo 'ha comprado con éxito los artículos personales que Gandhi regaló durante su vida'. 'Hemos logrado asegurar (los artículos subastados) a través de los servicios de un ciudadano indio. Estábamos en constante contacto con Mallya y con su representante', dijo Soni, citada por la agencia IANS.

'Queríamos evitar la subasta porque consideramos que 'mahatma' Gandhi no creía en la propiedad privada', dijo la ministra, quien agregó que el valor de las pertenencias del líder pacifista es 'incalculable'.