Público
Público

Obligada a pagar el coche con el que su padre mató a su madre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sonia Jiménez, la hija de Encarnación Rubio, atropellada hasta la muerte por su marido en Cúllar Vega (Granada) en marzo de 2004, se ha visto obligada a pagar el coche con el que fue asesinada su madre y afronta el pago de 12.000 euros de indemnización al hombre herido al tratar de evitar el atropello.

Los 11.000 euros que ha debido pagar por el coche, un Opel Corsa adaptado especialmente para su padre, que padecía esclerosis múltiple, fue sólo una de las deudas que heredó Sonia de su progenitor, Francisco Jiménez Uceda, después de que éste falleciera el verano de 2006, según publica el diario "Granada Hoy".

Francisco murió de una infección en el centro penitenciario de Albolote mientras cumplía condena por el asesinato de su mujer, ocurrido en marzo de 2004.

La Audiencia de Granada le condenó tanto por maltratar y matar a la que había sido su esposa, como por el intento de homicidio de un hpmbre mayor que resultó herido cuando trató de ayudarla en el atropello.

Francisco tenía que indemnizar a este hombre con 12.000 euros, cantidad cuyo pago finalmente también ha tenido que afrontar Sonia, que la abonó el 3 de mayo del año pasado.

La vida de Sonia ha estado marcada por la tragedia después de que su hermano Francisco Javier y su novia se mataran en un accidente de tráfico a finales de 2003.

Apenas tres meses después, perdió a su madre, y al año siguiente, a su abuela, que fue apuñalada por un vecino.

Entre el dinero que se vio obligada a pedir entonces para pagar las deudas de su hermano y de su madre y el que ha necesitado para afrontar las de su padre, Sonia ha tenido que solicitar créditos por valor de casi 100.000 euros para evitar que le embargasen su vivienda.