Público
Público

La obra de Goya danza en los jardines de Sabatini

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ballet Carmen Cantero estrena mañana "Goya en la Villa y Corte", un recorrido por la vida y la obra del pintor aragonés a través de la danza española, que contará con el Palacio Real de Madrid como marco y estará acompañado por las melodías de maestros de la talla de Granados, Albéniz o Boccherini.

"Llevo ya muchos años haciendo trabajos sobre Goya", ha explicado a Efe la directora del ballet, Carmen Cantero, quien ha visto en los jardines de Sabatini, próximos a Palacio, la oportunidad de "aliarse con el marco" para estrenar este proyecto, que podrá verse también el día 3.

Las pinturas negras, que Goya realizó en su última etapa de creación artística, sirven de arranque al espectáculo, que consta de dos partes, y de punto de partida de un "flashback" durante el que se hace un recorrido por la trayectoria del pintor, enlazando una coreografía con cada pintura.

A las oscuras piezas de "El aquelarre" y "Saturno devorando a sus hijos", les siguen la suite de folclore, con obras como "La pradera de San Isidro" o "La gallinita ciega", y la suite de bolero, con "El parasol" o "Las uvas", que narran a través del baile la historia de Goya desde que pinta escenas cotidianas del pueblo de Madrid, hasta que es nombrado pintor de la Corte.

La segunda parte del espectáculo, "más costumbrista", según el director artístico, Manuel Díaz, comienza con la coreografía de "La taberna", acompañada por la "Música nocturna" de Boccherini, e incluye también piezas como "Asturias", "Cádiz" y "Sevilla", de Albéniz, y "Navarra" y "Castilla", dos coreografías de Mariemma.

Dado que el pintor nació en la localidad zaragozana de Fuendetodos, "hemos querido que su último pensamiento fuese para su tierra", ha dicho la directora del ballet, por lo que la función se cerrará con una jota aragonesa.

"La danza española es la madre de todas las danzas y nadie la cuida excepto los bailarines", ha dicho Cantero, que con este espectáculo de "pura danza española" pretende contribuir a salvaguardar la esencia de la misma a través de los diferentes estilos: "el folclore, la escuela bolera y el clásico español".

Para que "no oliese a añejo", el director artístico ha pretendido trasladar la esencia de la danza española y de las pinturas de Goya a la actualidad: "Es como si fuera al museo del Prado y me imaginara ese cuadro pero sin pertenecer a esa época, sino viviéndolo ahora, en el siglo XXI".

Aunque no hay escenografía, Díaz asegura que a través del vestuario y de los movimientos de los bailarines, y con el Palacio Real como marco, las pinturas de Goya resultan fácilmente reconocibles durante las coreografías.