Publicado: 22.06.2012 17:13 |Actualizado: 22.06.2012 17:13

La Obra Social Caja Madrid planea cerrar 48 centros en España, 33 en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Obra Social Caja Madrid proyecta cerrar 48 centros, 33 de ellos en la Comunidad de Madrid, de un total de 144 centros culturales, sociales y de mayores con los que cuenta en España, tras realizar "un estudio detallado sobre qué centros cuentan o no con alternativas cercanas".

"Hay una decisión del Consejo de Administración de reestructuración de centros, pero está en suspenso, porque hay un equipo de gestión nuevo y un paréntesis abierto que tenemos que resolver", ha explicado a Efe el director de Centros Socioeducativos de la Obra Social, Cristóbal Sánchez.

En esta reestructuración, está previsto "que 64 centros continúen abiertos, 20 están en proceso de cesión o ya cedidos, y 48 están pendientes de cierre, aunque falta la última decisión", para la que se requieren nuevas reuniones, según Sánchez.

De estos 48, 33 se hallan en Madrid capital y provincia, otros 13 en Castilla La Mancha y una sala en Zaragoza (Aragón).

Además, se reorganizará el espacio de la Obra Social en Barcelona, que se convertirá en una amplia sala de exposiciones y desaparecerá la biblioteca, ha continuado.

"No resulta fácil dar cifras concretas, porque en algunos casos hay más de un centro integrado en un mismo espacio, por ejemplo una biblioteca junto con un espacio para mayores", ha añadido.

Sánchez asegura que se ha analizado "caso por caso, y sólo se cerrarán centros en aquellas zonas que cuenten con otro servicio similar en las proximidades", y ha citado como ejemplo "la biblioteca de Carabanchel, una sala de 140 metros cuadrados, situada a unos 300 metros de la biblioteca municipal La Chata, que tiene 2500-3000 metros de superficie".

El director ha recordado que "hace más de treinta años, Cajamadrid emprendió una política valiente de creación de centros gestionados por ella, que ya no son viables", máxime en un momento de crisis en que hay que "priorizar las necesidades".

Los centros pendientes de cierre en Madrid son principalmente "bibliotecas, espacios para mayores y una escuela de idiomas. Tras un par de años de estudios exhaustivos de los servicios públicos en esos barrios, se ha visto que había otros centros bastante cercanos e incluso superiores" a los de Caja Madrid.

La Obra Social ha optado por "no tocar los centros de atención a grupos de exclusión, drogodependientes, discapacitados, enfermos crónicos, y sólo cesar la actividad en lugares que claramente tienen alternativas públicas".

También se mantendrán 'La Casa Encendida', así como colegios y escuelas de enseñanza reglada, entre ellos cinco escuelas infantiles, cuatro de Formación Profesional y un centro ocupacional, en poblaciones donde hay poca alternativa, ha añadido.

De los 64 centros que seguirán abiertos, 29 son de gestión propia y 35 de gestión cedida (privada), según Sánchez quien ha puntualizado que actualmente hay un ERE abierto en la empresa Gestión de Centros Culturales, S.A. (GECESA), que pertenece cien por cien a Caja Madrid.

Este Expediente de Regulación de Empleo afecta a 165 empleados de bibliotecas, escuelas de idiomas, espacios culturales y de mayores, e incluye prejubilaciones y bajas indemnizadas.

Ya "está prácticamente negociado" y desde la Obra Social esperan que "sea suficiente para hacer frente a la reordenación" que, recalca Sánchez, está aún "pendiente de la decisión final".

Se negocian cesiones de centros a los ayuntamientos de Morata de Tajuña, Torrejón de Ardoz, Alcobendas o Alcalá de Henares, entre otros.

Esta tarde la asamblea popular de Chamberí (15-M) ha convocado una concentración para protestar por el cierre de la biblioteca de Argüelles, en la calle Guzmán el Bueno, 66.

Por su parte, el portavoz municipal socialista, Jaime Lissavetzky, ha reclamado que el Ayuntamiento de Madrid se haga cargo de las doce bibliotecas que Caja Madrid tiene previsto cerrar en distintos barrios de la capital.