Público
Público

Obtienen un modelo de vacuna contra el sida administrada por vía respiratoria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un consorcio internacional, en el que participan investigadores españoles, ha dado nuevos pasos en el desarrollo de una vacuna preventiva contra el virus del sida al obtener un modelo que podría administrarse mediante aerosoles y por vía respiratoria.

El trabajo, cuyas conclusiones se publican hoy en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), revela que el nuevo ensayo, que ha sido probado en macacos y en humanos en fase clínica inicial con resultados positivos, emplea antígenos modificados de VIH -una sustancia que da lugar a la formación de anticuerpos-.

Según ha informado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), al que pertenece uno de los investigadores del equipo, Mariano Esteban, los antígenos se emplean con el fin de activar en el organismo una respuesta celular y humoral contra el virus.

Este trabajo se suma a otros dos anteriores en los que los científicos han utilizado como vectores dos versiones modificadas del virus vacunal, que ya han sido empleadas como vacuna para la erradicación de la viruela: los poxvirus MVA y NYVAC.

Ambas versiones expresan cuatro antígenos modificados de VIH y fueron administradas junto con ADN que expresa los mismos antígenos.

Durante el primero de los ensayos, que se realizó en macacos con antígenos de VIH y SIV -el virus de inmunodeficiencia en simios del que deriva el VIH-, los científicos comprobaron que los vectores inducían una fuerte respuesta celular y que se activaban los linfocitos CD4+ y CD8+, esenciales en la defensa del organismo frente a patógenos.

Para ello, los científicos administraron a los monos dos dosis de ADN por vía intramuscular y, posteriormente, inocularon en los animales los vectores de poxvirus por la misma vía.

Los resultados del segundo ensayo, en el que participaron 40 personas sanas, revelaron que el 90 por ciento de los vacunados dio una respuesta inmune de células CD4+ y CD8+ frente a los antígenos del VIH, una reacción que se mantuvo al menos durante 72 semanas.

En esta investigación, los científicos han demostrado en macacos que es viable administrar los vectores MVA y NYVAC mediante aerosol por vía respiratoria, lo que significa que la vacuna es "segura", señalan los científicos.

La administración de la vacuna por vía respiratoria facilitaría su uso en programas en países en vías de desarrollo y supondría un ahorro del material sanitario necesario.