Público
Público

Ocampo comienza sin grandes avances el proceso de extradición de El Islam, hijo de Gadafi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El fiscal general de la Corte Penal Internacional (CPI), Luis Moreno Ocampo, explicó hoy que ha iniciado sin grandes progresos los contactos con las autoridades del Consejo de Transición Libio (CNT) a propósito de la detención y futura extradición a La Haya de Seif el Islam, hijo de Muamar al Gadafi.

En un comunicado, la Fiscalía indicó sin embargo que aspectos como la detención y la extradición de los sospechosos de la CPI a La Haya "se definirán en futuras conversaciones".

Las autoridades de la CNT informaron a Ocampo de los "esfuerzos" que se llevan a cabo para estabilizar la situación en Libia y su capital, Trípoli.

Por su parte, el presidente del CNT afirmó hoy que Seif el Islam no será entregado a la CPI, donde esté acusado de delitos de lesa humanidad.

En declaraciones divulgadas por la televisión por satélite árabe Al Yazira, un responsable del citado Consejo señaló que el hijo más beligerante del líder libio será juzgado en su país.

A propósito de estas manifestaciones, Ocampo se limitó a decir que está "dispuesto a apoyar los esfuerzos" de las autoridades libias para estabilizar el país.

La CPI solamente puede juzgar a sus inculpados cuando los delitos no están siendo investigados en el país en el que presuntamente se han cometido, lo que se conoce como "principio de complementariedad" de la corte.

El portavoz de la CPI, Fadi El Abdallah, explicó a Efe que en el caso de que las autoridades libias demuestren "su voluntad de juzgar" a El Islam y los otros dos sospechosos en Libia, "pueden presentar una moción en la que reten la admisibilidad del caso, de acuerdo con el principio de complementariedad", sobre la cual los jueces tendrían la última palabra.

Los jueces de la CPI "estudiarían la situación", con lo que si decidieran que el caso es admisible, los procesos continuarían en la CPI, mientras que si deciden que no es admisible, la corte pondría fin a los mismos", informó el portavoz.

De no seguirse ese proceso, de acuerdo con la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU en la que se remitía el caso de Libia al tribunal con sede en La Haya, Libia tiene la obligación legal de colaborar con la CPI, precisó la misma fuente.

La CPI acusa al líder libio, Muamar El Gadafi; su segundo hijo, Saif el Islam, y su cuñado Abdulá el Senusi de crímenes de lesa humanidad presuntamente cometidos en Libia a partir del pasado febrero, al emplear a las tropas para sofocar las revueltas en ese país.

Saif el Islam fue detenido hoy en Trípoli por las fuerzas insurgentes.