Público
Público

OCDE: España tendrá que hacer más ajustes

El organismo no ve clara la senda fiscal a partir de 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Nunca se puede decir: ya terminamos con las reformas'. El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, defendió ayer con ahínco las reformas tomadas por España en el último año, pero recordó que el país debe seguir por la senda reformista para cumplir sus objetivos.

Así, en las previsiones semestrales que publicó ayer la organización, se apunta una senda de reequilibrio de las finanzas públicas españolas muy similar a la proyectada por Economía, hasta reducir el agujero fiscal al 4,4% en 2012, coincidente con la previsión oficial. Sin embargo, la OCDE dice que en 2012 España tendrá que 'especificar' más ajustes de gasto, y que el Gobierno 'tiene que estar preparado para introducir otras medidas que puedan ser necesarias para alcanzar los objetivos de déficit'. La meta fijada por Bruselas es que en 2013 el desequilibrio fiscal tiene que haberse reducido hasta el 3% del PIB. En este sentido, la organización pidió también que se lleve a cabo una reforma de las pensiones, que logre unas finanzas públicas más 'sostenibles' en el largo plazo.

La OCDE también instó a ciertas mejoras para hacer más efectiva la reforma laboral. En su opinión, no conseguirá 'cosechar beneficios', hasta que no se logre hacer más eficaz la labor de los Servicios Públicos de Empleo. Con todo, la OCDE espera que la tasa de paro para 2010 se quede un poco por encima del 19%, en línea con las previsiones de Economía, pero que baje hasta el 16,5% a finales de 2012.

En cuanto a las previsiones de crecimiento, el club de ricos es algo más optimista que España para 2010, ya que espera una caída del PIB del 0,2%, frente a la contracción del 0,3% que prevé Economía. 'La actividad se mantendrá plana en la segunda mitad de 2010', avisa la institución, que prevé un crecimiento del PIB cercano al 1% en 2011 y del 1,8% en 2012, muy alejado del 2,5% que augura el Gobierno para el ejercicio.

Aunque los economistas prevén que la recuperación económica cree un entorno de precios bajos en los próximos años, la OCDE calcula que para el año 2010 la inflación podría acabar por encima del 2,3%, debido al efecto de la subida del IVA. Una vez que este efecto se disipe, a lo largo de 2011, la evolución de los precios volverá a un ritmo inusitadamente lento para los registros históricos de España, hasta cerrar 2012 por debajo del 0,3%.

DISPLAY CONNECTORS, SL.