Público
Público

La OCDE pide al BCE contundencia para salir de la crisis

Las bolsas se disparan apostando por una solución rápida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Europea podría entrar en una recesión larga y profunda si algún país recurre a la suspensión de pagos. Esta fue la advertencia que lanzó ayer la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su informe sobre perspectivas económicas.

Hasta ahora, los países que conforman la zona del euro están atravesando una 'recesión suave', que debería terminar en 2012, excepto para Italia, cuya economía caerá el próximo año un 0,5%, según la OCDE . Eso sí, para que todo continúe por el camino previsto y para evitar un contagio, el economista jefe de la organización, Pier Carlo Padoan, aseguró que se necesita una señal que genere confianza en los mercados, tras 'una respuesta política inadecuada'.

El Ibex 35 registra la mayor subida en un mes al ganar un 4,59%

La OCDE urgió ayer a la zona euro a que actúe y evite el contagio de la crisis de deuda soberana, y que lo haga en primer lugar con la intervención del Banco Central Europeo (BCE), porque el hundimiento de un país o de un banco podría arrastrar a todos los miembros de la eurozona a una gran recesión. Pidió que el BCE baje tipos y compre masivamente deuda pública. A más largo plazo, Padoan pidió la implantación de los eurobonos.

La confianza en que eso pueda ser así, en un intervalo de tiempo relativamente breve, fue el principal motor de la potente subida que registraron ayer las bolsas europeas.

La sesión despertó cotizando en positivo los rumores que durante todo el fin de semana apuntaban a que los líderes de Francia y Alemania estaban diseñando una nueva modalidad de acuerdos entre los países del euro para avanzar en las negociaciones. A cambio, Alemania podría flexibilizar su postura y permitir que el BCE compre directamente deuda de los países con más problemas. Otro rumor que cotizó al alza fue la posibilidad, apuntada por la prensa italiana, de que el Fondo Monetario Internacional podría ayudar a Italia con un programa de hasta 600.000 millones de euros.

El BCE invirtió la semana pasada 8.581 millones en comprar bonos

Ambas noticias fueron desmentidas durante la jornada de ayer, pero eso no frenó la escalada alcista de las bolsas. París encabezó las subidas con ganancias superiores al 5,4%, y el Ibex 35 español escaló un 4,59%, su mayor subida desde hace un mes. 'Ayer se percibió que la oposición de Alemania no era tan consistente como en ocasiones anteriores. Además, el hecho de que se hayan reunido invita a pensar que están buscando una manera adecuada de agilizar la toma de decisiones en la Unión Europea. Esto se valora muy positivamente, sobre todo en un contexto en el que el mercado lleva mucho tiempo cayendo', explica Óscar Moreno, gestor de fondos de Renta 4.

EEUU impulsó aún más la subida, ya que Wall Street recogió con entusiasmo el aumento del consumo durante el significativo Black Friday.

En este contexto de optimismo, el mercado no hizo caso a los malos augurios de la agencia de calificación de riesgos Moody's, que en un informe, publicado a primera hora de la mañana, amenazó con una bajada de rating generalizada en la zona del euro si continúa el deterioro de sus economías.

El optimismo también se dejó sentir en el mercado de deuda, donde hubo una relajación generalizada de las primas de riesgo. La española cedió 16 puntos y cerró en 427, ayudada por la subida del tipo de interés del bono a diez años alemán (hasta el 2,3%, su nivel más alto desde agosto) y por la compra de bonos por parte del BCE.

Ayer se conoció que la entidad presidida por Mario Draghi dedicó 8.581 millones de euros, una cantidad ligeramente por encima de los 7.986 de la semana anterior, a mantener relativamente estables las primas de riesgo de Italia y España.

El euro también se aprovechó del optimismo reinante y ganó un 0,69%, hasta 1,33 dólares .