Público
Público

OCDE recorta su previsión del PIB para España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dijo el miércoles que recortó sus previsiones sobre el crecimiento de la economía española en 2008 y auguró una contracción prolongada durante 2009 debido a la crisis inmobiliaria y la caída de consumo.

"Se espera que la actividad economía se contraiga en 2009 antes de iniciarse una lenta recuperación en 2010", dijo la OCDE en su informe otoñal sobre España.

La institución dijo que prevé un crecimiento del PIB del 1,3 por ciento en 2008, frente al 1,6 por ciento previsto anteriormente, y una contracción del 0,9 por ciento en 2009 desde un crecimiento del 1,1 por ciento pronosticado a principios de junio.

Sus previsiones son más pesimistas que las de la Comisión Europea y del Fondo Monetario Internacional (FMI), que prevén para 2009 una contracción del 0,2 por ciento y del 0,7 por ciento, respectivamente.

El Gobierno español prevé para 2009 un crecimiento del PIB del 1,0 por ciento, aunque el ministro de Economía Pedro Solbes revisará la cifra en diciembre.

En su informe, la OCDE justificó el recorte de sus previsiones con la mala situación que atraviesa el sector inmobiliario y la caída del consumo privado debido a las restricciones de crédito y el aumento del paro.

La OCDE dijo que espera un aumento de la tasa del paro hasta niveles cercanos al 15 por ciento en 2010.

La organización también pronosticó un descenso de las inversiones empresariales debido al descenso de la demanda, la falta de liquidez y la disminución de sus beneficios.

Debido a la menor actividad económica y la caída de la demanda, la OCDE espera que las cuentas públicas arrojen un déficit en el periodo 2008-2010 tras tres años de superávit.

"El déficit público, que podrían situarse en el 1,5 por ciento del PIB en 2008, seguirá deteriorándose para alcanzar niveles en torno al 3 por ciento en 2009 y del 3,8 por ciento en 2010", dijo el informe.

No obstante la OCDE advirtió que el elevado nivel de endeudamiento de los hogares privados y de las empresa constituyen riesgos adicionales en un momento de escasez de liquidez.

"Las restricciones crediticias podrían endurecerse, lo que haría bajar la actividad económica más de lo previsto, si la crisis financiera internacional persiste o si aumenta la morosidad debido a la exposición de los bancos al mercado residencial doméstico", dijo el informe.

/Por Robert Hetz/