Público
Público

Ocho guerrilleros de las FARC mueren en un ataque del Ejército

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder de una de las columnas de las FARC de Colombia, acusado por el Ejército de sembrar el terror en una ampliaregión del sureste del país, ha muerto junto con otros siete insurgentes en un bombardeo en medio de la selva, según han informado lasFuerzas Militares del país.

El bombardeo de aviones y helicópteros de la Fuerza Aérea, en el que murieron Neftaly Murcia Vargas, alias "Camilo Tabaco", y los demásguerrilleros, se produjo el martes cerca del caserío de Puerto Cachicamo, en el departamento de Guaviare.

"En desarrollo de la operación 'Alfil', con participación de la Fuerza Aérea Colombiana, las tropas propinaron un certero golpe a lasestructuras del Bloque Oriental", según un comunicado de las Fuerzas Militares.

Murcia era el comandante de la columna Manuela Beltrán de las FARC, una de las más activas dentro del Bloque Oriental, considerado elmás importante dentro del grupo rebelde y activamente vinculado con la producción y el tráfico de cocaína.

El presidente Alvaro Uribe destacó el éxito de la operación militar y la peligrosidad del líder rebelde muerto.

"Alias Tabaco es de una gran importancia en los Llanos Orientales porque la ciudadanía lo acusaba de ser el causante de muchos ataques,de mucho derramamiento de sangre", dijo el mandatario a periodistas.

La muerte de alias "Camilo Tabaco" se suma a otros golpes propinados recientemente por las Fuerzas Militares a las FARC bajo elGobierno de Uribe, quien impulsa una ofensiva contra los rebeldes con el apoyo de Estados Unidos.

Al menos cinco importantes líderes guerrilleros murieron en ataques de los militares, incluidos Raúl Reyes, Martín Caballero, Tomás MedinaCaracas, Jota Jota e Iván Ríos.

Además, el máximo líder de las FARC, Manuel Marulanda, alias "Tirofijo", murió en marzo al parecer de un ataque al corazón y fueremplazado por Alfonso Cano.

A los golpes militares se suma la deserción de miles de guerrilleros, lo que ha debilitado la capacidad militar del grupo rebelde, que llegó atener 17.000 combatientes pero que en la actualidad sólo cuenta con alrededor de 9.000, según fuentes de seguridad.*.