Público
Público

Dos de los ocho heridos en el atropello de Málaga permanecen graves

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vehículo que ha irrumpido hoy a gran velocidad en la calle Marqués de Larios de Málaga ha causado daños a ocho personas, de las que seis evolucionan bien y dos continúan en estado grave, según ha informado en un comunicado el Ayuntamiento de Málaga.

Las dos heridas graves, dos mujeres, una de nacionalidad italiana y otra alemana, tienen sendos traumatismos craneoencefálicos, y tras el atropello fueron trasladadas al Hospital Carlos Haya.

La turista italiana, que viajaba en el crucero Costa Europa, paseaba por Málaga junto a su marido -uno de los heridos leves, atendido por contusiones en la nariz y la ceja-, mientras que la alemana lo hacía junto a su marido y su hijo de 15 años por la Plaza de la Constitución de la capital malagueña.

De los heridos que evolucionan favorablemente, dos son malagueños con traumatismos craneoencefálicos leves, y se encuentran en el Hospital Clínico Universitario.

El resto de heridos son tres turistas finlandeses, cruceristas del barco Christina Regina que ya han sido dados de alta al tener contusiones leves.

El alcalde accidental de la ciudad, Antonio Cordero, ha contactado con responsables del consulado italiano y con el de Finlandia, así como con los consignatarios de ambos cruceros para prestarles la asistencia que puedan necesitar.

El vehículo implicado ha sido un turismo de la marca Rover y de color negro cuyo conductor, de unos 50 años, ha sido detenido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía y sometido a un control de alcoholemia, aunque ha dado resultado negativo, según las fuentes.

Éste continúa detenido en la Comisaría Provincial de Policía de Málaga y podría tener sus facultades mentales perturbadas, ha apuntado Cordero.

Al parecer, el conductor del vehículo entró en la citada vía intencionadamente desde la calle Martínez, llegó hasta el final, en la plaza de la Constitución, y volvió a circular en el sentido inverso por la calle Larios, hasta que fue interceptado por los agentes.