Público
Público

Ocho partidos belgas intentan de nuevo desbloquear la crisis de gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los líderes de los ocho partidos que negocian la reforma institucional y la formación de Gobierno en Bélgica intentan hoy de nuevo, en una reunión considerada decisiva, desbloquear la crisis política que arrastra el país desde las elecciones celebradas el 13 de junio del pasado año.

Aunque de la cita, que comenzó a las 7.00 GMT, no se espera un acuerdo, se confía en que al menos ofrezca pistas sobre cómo alcanzar un compromiso, para lo que harán falta concesiones por parte de todos los grupos, según recoge la prensa belga.

En la reunión, donde participan las principales formaciones políticas del país a excepción de los ganadores de los comicios (los independentistas flamencos del N-VA), se tratará entre otros asuntos la polémica escisión del distrito electoral y judicial Bruselas-Hal-Vilvorde (BHV).

El socialista francófono Elio Di Rupo, cuya fuerza fue la segunda más votada en Bélgica en las últimas elecciones, pondrá sobre la mesa una nueva propuesta de acuerdo que acepta separar definitivamente ese distrito electoral, una vieja reivindicación flamenca y origen de la actual crisis.

Sin embargo, propone que los habitantes de seis localidades flamencas de la periferia de Bruselas, en su mayoría francófonos, tengan la opción de votar por listas electorales de la capital, donde concurren partidos de ambas comunidades.

La cita, que se prevé se prolongue durante todo el día, servirá además para tratar otras cuestiones controvertidas, que incluyen la ley especial de financiación, la autonomía fiscal y la transferencia de competencias a las regiones.

Participan en las negociaciones a ocho: cuatro partidos flamencos -el liberal Open Vld, el socialista SP.A, el democristiano CD&V, el ecologista Groen- y cuatro francófonos -el ecologista Ecolo, el liberal MR, el democristiano CDH y el socialista PS-.