Público
Público

¿Odia el transporte de su ciudad? Piense en Pekín y México

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si piensa que ir a trabajar en coche es malo, párese a pensar en los viajeros de ciudades como Pekín, Ciudad de México y Johannesburgo, que aparecen en lo más alto de un sondeo mundial sobre las peores urbes en lo que a transporte se refiere.

un 67 por ciento - dijo que el tráfico había empeorado en los últimos tres años y que incluso les estaba haciendo enfermar y afectaba a su trabajo.

El sondeo mostró que un 65 por ciento de las personas que iban a trabajar en coche cada día decían que el viaje les estresaba, les enfadaba y reducía su tiempo de sueño y el que pasaban con la familia, mientras que un 29 por ciento indicó que el tráfico estaba repercutiendo negativamente en su rendimiento laboral o escolar.

Algunas ciudades tuvieron resultados peores que otras, y un 22 por ciento de los viajeros de Ciudad de México tardaban más de una hora diaria para un viaje de ida al trabajo, frente al 2 por ciento que tardaba ese mismo tiempo en Nueva York o Madrid.

"Ciudades como Pekín y Ciudad de México tienen trayectos muy largos y el viaje es incierto, un día puedes tardar 45 minutos y al siguiente dos horas", dijo el responsable de la división Transporte Inteligente para Liderazgo Global de IBM, Naveen Lamba, a Reuters.

"Esto significa mucho tiempo atascado en el tráfico y en ocasiones la gente renuncia y vuelve a casa (..) y no son sólo los individuos afectados, sino que hay un coste para los negocios y para las propias ciudades. Hay un efecto en cascada", añadió.

Cerrando la lista de las diez ciudades peores para los viajeros figuran Moscú, Nueva Delhi, Sao Paulo, Milán, Buenos Aires, Madrid y Londres, siendo los factores determinantes el tiempo de desplazamiento, el tiempo atascado y los niveles de estrés.

Lamba dijo que era la tercera encuesta anual de este tipo, pero se trataba de la primera mundial puesto que las dos anteriores se habían centrado sólo en ciudades estadounidenses.

Los Ángeles, Nueva York y Chicago - ya que la congestión es mala y los desplazamientos largos, pero en un contexto mundial parecieron muy eficientes en términos de transporte", dijo.

"Las ciudades en vías de desarrollo están creciendo tan deprisa que se ve cómo la congestión crece muy rápidamente, frente a las grandes ciudades de los países desarrollados, donde se ha tardado décadas en llegar a los niveles de congestión actuales, dando a las autoridades más tiempo para abordar el problema".

Por ejemplo, el número de coches nuevos registrados en Pekín en los primeros cuatro meses de 2010 creció un 23,8 por ciento, a 248.000, según la oficina municipal de impuestos de la capital china.

Añadió que aunque Pekín encabezaba la lista, la mayoría de los viajeros de esa urbe dijeron que la situación estaba mejorando después de que el rápido crecimiento de la ciudad causara enormes atascos.

"En realidad, Pekín tuvo el número más alto de personas que dijeron que la situación había mejorado en los últimos tres años (un 48 por ciento)", dijo Lamba.

"Pekín ha invertido en reforzar su infraestructura de transporte y su sistema de metro, así que podemos ver por qué los viajeros creen que la situación está mejorando", añadió.

El sondeo halló que las principales frustraciones entre los viajeros eran el tráfico lento, que molestaba al 42 por ciento de las personas, y los conductores rudos, que irritaba al 32 por ciento.

Sin embargo, pese a las frustraciones y la crisis económica, pocos viajeros han cambiado la forma en que van a trabajar, y el 84 por ciento de los encuestados dijo que la crisis económica no había cambiado su hábito de usar el coche.

"Aunque dicen que el tráfico está empeorando, por alguna razón la gente sigue siendo proclive a usar el coche", dijo Lamba, que esperaba que la información del sondeo pudiera servir a los responsables de transporte a entender mejor y controlar el tráfico.

Las otras diez ciudades que participaron en el estudio fueron París, Toronto, Ámsterdam, Los Ángeles, Berlín, Montreal, Nueva York, Houston, Melbourne y Estocolmo.