Público
Público

Odyssey debe devolver un tesoro a España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un juez de distrito estadounidense ha dictaminado que la empresa cazatesoros Odyssey Marine Exploration debe devolver a España un tesoro en monedas de oro y plata recuperadas del navío del siglo XIX "Nuestra Señora de las Mercedes".

En una decisión emitida en Tampa, Florida, el martes, el juez Steven D. Merryday concluyó también que las monedas, valoradas en unos 500 millones de dólares, deben seguir en manos de la empresa mientras se resuelve el proceso de apelación. Se trata del último giro de una compleja disputa en la que están implicados España, Perú y la empresa norteamericana.

La decisión de Merryday apoyó la recomendación de otro juez que en junio dijo que Odyssey debería entregar al Gobierno español casi 600.000 monedas de oro y plata valoradas en unos 500 millones de dólares porque procedían del "Nuestra Señora de las Mercedes".

La vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, dijo el miércoles que desconocía los detalles de la decisión judicial, pero mostró su satisfacción por "que (el juez) nos haya dado la razón".

España defendía que la fragata española llevaba en sus bodegas un tesoro procedente de Perú cuando cañoneros británicos lo hundieron en 1804.

Odyssey, que ha negado que el tesoro procediera de este barco, descubrió los restos en marzo de 2007 en aguas internacionales a unos 160 km al oeste del Estrecho de Gibraltar.

"La verdad irrefutable de este caso es que el Mercedes es un navío de España y que los restos de ese barco, la carga del mismo y sus restos humanos son patrimonio legal y natural de España", dijo Merryday en su orden.

Odyssey, especializada en la recuperación de tesoros hundidos y que llamó a este proyecto particular "Cisne negro", dijo que las monedas pertenecen legalmente a la compañía.

"La decisión del juez Merryday sirve para llevar este caso al tribunal de apelación más rápidamente, donde confiamos en que los puntos legales estén a nuestro favor", dijo el consejero delegado de Odyssey, Greg Stemm.

"Presentaremos nuestra apelación en el Tribunal Federal de Distrito (...) en el tiempo requerido y estamos deseosos de presentar nuestro caso en este foro", dijo Melinda MacConnel, vicepresidenta y consejera general de Odyssey.

El "Nuestra Señora de las Mercedes" se hundió en los primeros minutos de la batalla del Cabo de Santa María cuando una explosión lo partió en dos, matando a más de 200 marineros. El ataque llevó a España a declarar la guerra a Reino Unido y entrar en las guerras napoleónicas del lado de Francia.

Perú, que era colonia española en ese momento, entró en la refriega legal en agosto con un documento que recoge que las monedas pueden ser "parte del patrimonio de la República de Perú".

El juez Merryday también respaldó la recomendación del anterior juez en el sentido de que las alegaciones de España y Perú sobre las monedas deberían ser resueltas mejor a través de negociaciones directas y no en un tribunal estadounidense.