Público
Público

La OEA planea celebrar una asamblea el 16 de noviembre para levantar las sanciones a Honduras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La OEA planea celebrar una asamblea el próximo 16 de noviembre para levantar las sanciones impuestas a Honduras, en caso de que el Congreso se haya pronunciado antes sobre la restitución del depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, y se haya instalado el Gobierno de unidad nacional.

Así lo anunció hoy el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, que en declaraciones a la radio Cooperativa de Chile indicó: "Queremos hacer una asamblea general el 16 de noviembre, incluso la queremos hacer en Tegucigalpa, si es posible, para levantar las sanciones a Honduras".

El acuerdo firmado el pasado viernes por las comisiones del presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, y el gobernante de facto, Roberto Micheletti, establece que el Congreso hondureño debe decidir sobre la restitución del primero.

"La única salida de paz es restablecer al presidente Zelaya por el escaso tiempo que le queda en la Presidencia", estimó Insulza, que mañana inaugurará en Santo Domingo la II Reunión de Ministros en Materia de Seguridad Pública de las Américas (MISPA II).

El jefe de la OEA señaló que "esta semana" se debería conocer por un lado la decisión del Congreso sobre la restitución de Zelaya y, por otro, se tendría que instalar el Gobierno de unidad nacional, contemplado en el acuerdo firmado el pasado viernes.

Después de que se produzcan esos dos pasos, la OEA estará en condiciones de levantar las sanciones contra Honduras, explicó.

"Los tiempos apremian y que hagan lo que quieren los hondureños. En Honduras la gente quiere que esto se termine. (...) La mesa de diálogo la empujó en realidad la gente de Honduras que quería llegar a un acuerdo. Ya es hora que se dejen de retórica y se vayan a lo serio", recalcó.

Insulza también anunció que pidió autorización al Consejo Permanente de la OEA para empezar a preparar la misión electoral que que acudirá como observadora a las elecciones en Honduras, aunque aún no ha decidido quién la encabezará.

"Para eso necesitamos levantar las sanciones, y para eso hay que cumplir el acuerdo", advirtió Insulza, que no descarta viajar a Honduras a lo largo de esta semana.

El secretario general de la OEA también se refirió a las declaraciones del presidente del Senado chileno, el conservador Jovino Novoa, quien ayer criticó la "debilidad e ineficiencia" de ese organismo para poner solución al conflicto de Honduras.

"Qué pena, porque yo estuve con él en Washington hace diez días y nunca me dijo nada. Jamás el presidente del Senado habló de incapacidad ni mucho menos", aseguró Insulza.

El diplomático también defendió el papel del ex presidente chileno Ricardo Lagos (2000-2006) como integrante de la comisión de verificación que llegará hoy a Honduras para supervisar el cumplimiento del acuerdo.

"El presidente Lagos es seguramente el chileno de más prestigio en el mundo", afirmó Insulza, quien añadió que si hubiera tenido que elegir a alguien con más reputación, "le hubiera tenido que pedir a (la presidenta, Michelle) Bachelet que fuera".