Público
Público

La OEA suspende la reunión de consulta para negociar un proyecto de resolución

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La OEA suspendió por unas horas la reunión de consulta de cancilleres que analiza el conflicto limítrofe entre Costa Rica y Nicaragua para negociar una resolución con la que San José daría por "cerrado" el proceso ante el ente.

La Organización de Estados Americanos (OEA) dejó instalada una Comisión General que negocia el texto final de un proyecto de resolución presentado por Costa Rica y en cuya reunión participan prácticamente todas las 32 delegaciones presentes en la reunión.

Así lo indicó al término de la primera sesión plenaria la canciller de Guyana, Carolyn Rodrigues-Birkett, quien presidió la reunión y que anunció que se tenía que retirar porque debía cumplir otros compromisos. Ella fue la única canciller presente en la cita, además del ministro de Costa Rica, René Castro.

Fuentes de la delegación de San José explicaron a periodistas que acaban de circular entre los países miembros de la OEA el proyecto de resolución y que ahora mismo los Estados están haciendo consultas "informales" sobre el documento con el fin de poder recibir instrucciones y negociar el texto final.

En el texto, según estas mismas fuentes, consta que los países miembros toman nota del informe presentado hoy por el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, en el que constató que "una de las partes no ha cumplido" las recomendaciones del organismo.

En la resolución del 12 de noviembre, la OEA pidió que Costa Rica y Nicaragua celebraran la VIII Reunión de la Comisión Binacional del 26 y 27 de noviembre.

También, que retomen las conversaciones sobre la demarcación fronteriza y, con el fin de generar un clima propicio para el diálogo, eviten la presencia de fuerzas armadas o de seguridad en el área de disputa, entre otros aspectos.

Ninguno de estos puntos se cumplieron por parte de Managua, según alega San José, e Insulza dijo hoy además que "todo parece indicar que se mantiene la presencia nicaragüense en la zona con algunas evidencias de presencia militar".

En este sentido, el documento de resolución insta a los países a cumplir con lo aprobado el pasado día 12 y hace una referencia específica a la presencia de militares nicaragüenses en la zona en disputa al instar "vehementemente" a Managua a retirarlos.

Este punto del texto está causando "algunos problemas" y ha encontrado la resistencia de varios países.

Nicaragua, que no ha acudido a la reunión de consulta de cancilleres, mantiene que no ha invadido territorio nicaragüense y que su personal se encuentra en suelo soberano.

San José también quiere que los países miembros de la OEA reafirmen los principios de la inviolabilidad de la soberanía y del territorio, de acuerdo con las fuentes, punto que también podría generar discrepancias ante la posición de Managua de que no es así.

En cualquier caso, para San José la reunión de hoy es un puro "trámite" para agotar las instancias regionales y el debido proceso, según admitió el propio canciller al llegar a la sede de la OEA.

Las fuentes costarricenses recalcaron además que después de que se apruebe la resolución de hoy, Costa Rica "cierra un capítulo", el de la OEA, y con eso tiene la vía libre para llevar el conflicto a otras instancias, como podría ser el Consejo de Seguridad de la ONU.

Costa Rica y Nicaragua se encuentran enfrentados desde el 21 de octubre cuando San José denunció que Managua vertía los sedimentos de un dragado que realiza en el río San Juan en su territorio -algo que el Gobierno de Daniel Ortega niega- y de haber "invadido" con militares un sector de Isla Calero que considera suyo.

Nicaragua mantiene que los militares se encuentran en territorio soberano y para combatir el narcotráfico.

San José ha llevado el conflicto a la Corte Internacional de Justicia y a la Secretaría de la Convención Ramsar sobre los Humedales de Importancia Internacional.