Público
Público

Öcalan anunciará hoy su hoja de ruta al cumplirse 25 años de lucha del PKK

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El encarcelado líder del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Abdullah Öcalan, anunciará hoy, cuando se cumplen 25 años del primer atentado del grupo armado kurdo, la "hoja de ruta" que ha ideado para avanzar en una solución del conflicto.

El 15 de agosto de 1984, el PKK perpetró dos ataques en las localidades surorientales de Semdinli y Eruh, en los que murieron dos miembros de las fuerzas de seguridad turcas y otras 14 personas resultaron heridas.

Desde entonces, más de 40.000 personas han muerto en los combates entre las fuerzas de seguridad turcas y el PKK, que reivindica una mayor autonomía para los 12 millones de kurdos que viven en Turquía.

Sin embargo, en los últimos meses ha cundido la esperanza de encontrar una solución dialogada, después de que el presidente turco, Abdullah Gül, instase en mayo a la población a no desaprovechar "la oportunidad histórica" que se presentaba para arreglar la cuestión kurda de forma pacífica.

A mediados de julio, la prensa turca y kurda hicieron público que Öcalan preparaba una 'hoja de ruta' para la solución del conflicto y se estableció un profundo debate en los medios de comunicación y en círculos políticos.

El gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamista moderado) declaró entonces que prepara su propio plan y que el problema kurdo se resolverá "en el marco del estado unitario" y sobre la base de una "mayor libertad y democracia".

El ministro del Interior, Besir Atalay, comenzó esta semana una ronda de contactos con diversos actores sociales y políticos.

Con ánimo de crear un pacto nacional, Atalay mantiene reuniones con formaciones políticas de dentro y fuera del Parlamento, incluido el Partido de la Sociedad Democrática (DTP, nacionalista kurdo), que posee 21 escaños en la asamblea de Ankara, pero es considerado por ciertos sectores como el brazo político del PKK.

No obstante, los dos principales partidos de la oposición, el nacionalista laico Partido Republicano del Pueblo (CHP) y el ultraderechista Partido de Acción Nacionalista (MHP), se han negado hasta el momento a reunirse con el gobierno.