Público
Público

El oficialismo arrasa en legislativas criticadas por los observadores europeos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nuevo Azerbaiyán, el partido del presidente Ilham Alíev, arrasó en los comicios legislativos del domingo, que los observadores europeos criticaron hoy por la falta de progresos en el desarrollo democrático de esta antigua república soviética.

Según los datos preliminares de la Comisión Electoral Central (CEC), la formación gobernante habría conseguido 75 de los 125 escaños de Asamblea Nacional, mientras que ningún dirigente de la oposición radical logró acceder al Legislativo.

Además de los candidatos de Nuevo Azerbaiyán, obtendrían escaños 37 independientes, muchos de ellos apoyados por el oficialismo, y 13 representantes de diversos partidos de la "oposición constructiva", que según los radicales forman parte del régimen.

Los dirigentes del bloque integrado por los partidos Frente Popular de Azerbaiyán y Musavat (Igualdad) denunciaron que las autoridades electorales no inscribieron al 60 por ciento de sus candidatos, por lo que calificaron de viciadas las elecciones incluso antes de su celebración.

Los miembros del Parlamento azerbaiyano se eligen en circunscripciones mayoritarias en las que gana el candidato más votado.

La esposa del jefe del Estado, Mehriban Alíeva, candidata del oficialismo en la circunscripción Hazar-2, obtuvo el 94,5 por ciento de los sufragios, la primera mayoría a nivel nacional.

En tanto, los observadores europeos constataron que aunque los comicios transcurrieron en un clima de paz y con la participación de todos los partidos de la oposición en el proceso político, "las limitaciones de la libertad de prensa y reunión y el deficiente proceso de inscripción de candidatos debilitó a la oposición".

"Todo lo anterior y un ambiente competitivo restringido crearon un escenario de desigualdad para los candidatos y dificultaron a los electores hacer su elección de manera informada", señala el documento conjunto difundido hoy.

Se trata de las conclusiones preliminares conjuntas de los observadores de las Asambleas Parlamentarias del Consejo de Europa (PACE) y de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), el Parlamento Europeo y la Oficina para Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (ODIHR) de la OSCE.

Al presentar el informe conjunto, el jefe de la misión de la Asamblea Parlamentaria de la OSCE, Wolfgang Grossruck, declaró que "a pesar de los esfuerzos realizados, el país necesita hacer mucho más para avanzar en el desarrollo de una democracia verdaderamente pluralista".

"El crecimiento económico y la estabilidad son evidentes en Azerbaiyán. El mantenimiento de esta situación sólo puede ser fortalecida por una mayor liberalización política y democratización del país", dijo Anneli Jäätteenmäki, jefa de la delegación del Parlamento Europeo.

Según la legisladora finlandesa, "los observadores independientes informaron de irregularidades en el escrutinio, hostigamiento de los observadores de la oposición y votación ilegal".

Agregó que "Azerbaiyán debe hacer más esfuerzos por garantizar una mayor democratización".

Como aspecto positivo, el documento señala que "los electores tuvieron la posibilidad de verificar el censo y solicitar la corrección de errores o su inclusión" en el listado y que "el día de la votación fue evaluado positivamente en casi el 90 por ciento de los colegios electorales visitados".

A pesar de las críticas de los observadores europeos, su informe preliminar es más favorable para las autoridades azerbaiyanas que el que emitieron hace cinco años, en las pasadas parlamentarias, cuando constataron lisa y llanamente que "no cumplieron los estándares de unos comicios democráticos".

En tanto, los observadores de la postsoviética Comunidad de Estados Independientes (CEI) concluyeron que "las elecciones en general transcurrieron de manera organizada, democrática y, lo más importante, de conformidad con la legislación de Azerbaiyán".

"Las autoridades adoptaron todas las medidas para la celebración de elecciones libres y democráticas y las irregularidades no tuvieron carácter masivo ni influyeron en los resultados de la votación", dijo el jefe de la misión de la CEI, Serguéi Lébedev.

Según la Comisión Electoral Central, la participación en los comicios fue del 50,14 por ciento del censo electoral, cifrado en casi cinco millones de ciudadanos, lo que representa un incremento de 4,05 puntos porcentuales respecto de las pasadas legislativas.

Farid Gajramánov

DISPLAY CONNECTORS, SL.