Público
Público

Ofrecen un millón de libras por la casa en la que vivió Beckham de bebé

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un comprador anónimo australiano ha ofrecido un millón de libras por el domicilio en Londres donde vivió el futbolista David Beckham, ex militante del Manchester United y del Real Madrid, cuando sólo era un bebé.

La modesta vivienda de tres dormitorios, situada en el barrio obrero de Leytonstone, al noreste de la capital británica, se encuentra a tiro de piedra de unas vías de ferrocarril y su precio de mercado rondaría las 250.000 libras (unos 296.000 euros).

El comprador, natural de Australia y cuya identidad no se ha hecho pública, ofreció a los dueños de la casa la desorbitada suma, informó Colin Evans, el hombre que descubrió que el ahora jugador del LA Galaxy había vivido en ese domicilio cuando era niño.

Éste se puso en contacto, entonces, con los dueños del inmueble para darles la noticia, quienes se mostraron escépticos al principio, hasta que después de hacer su propia investigación y comprobar que Evans decía la verdad, decidieron dejar la venta de la vivienda en sus manos.

En un portal de internet dedicado a la propiedad, el domicilio se describe como una "preciosa casa de ciudad" con suelos de madera y jardín.

"Nos han hecho un par de ofertas concretas, una de ellas valorada en un millón de libras, procedente de un australiano, aficionado a las pertenencias de Beckham pero estamos considerando a alguien que sea más serio", dijo Evans, en declaraciones que recoge la agencia británica de noticias Press Association.

"El propio David (Beckham) podría incluso hacer una oferta, confiábamos que hubiera venido este miércoles pero Capello le ha dejado fuera de la convocatoria (para el amistoso que disputará Inglaterra con Alemania en Berlín)", lamentó la fuente.

Evans piensa reunirse con los propietarios mañana, martes, "para que decidan a quién se la quieren vender".

Según este mediador, la familia del futbolista habitó en el domicilio en la calle Norman cuando nació el que más tarde iba a ser capitán de la selección inglesa, el 2 de mayo de 1975, y antes de mudarse a Chingford, en 1977.