Público
Público

Ofrecen ser tripulante de un bergantín que ayudó a la independencia de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Formar parte de la tripulación del bergantín 'Galveztown', que participó en la guerra de la independencia de los Estados Unidos, o incluso ser propietario parcial de la réplica exacta del buque que se construye ahora en Málaga será posible pronto a través de una página de Internet.

Gracias a la documentación existente sobre todos los personajes históricos que fueron tripulantes en el siglo XVIII, quien se "enrole" podrá adoptar los mismos cargos, como médico, cronista o cocinero del barco, y recibirá un certificado acreditativo, ha explicado a Efe Francisco Sánchez Guitard, responsable de Comunicación y Relaciones Internacionales del proyecto.

La otra forma de participar a través de la dirección de Internet www.bergantingalveztown.org será la compra de distintas partes de la réplica, desde un simple clavo de hierro -eso sí, de dimensiones considerables- hasta el propio mascarón de proa, lo que dará derecho a un certificado de propiedad y a una serie de privilegios.

El barco original, de 1779, era propiedad de Bernardo de Gálvez, un brigadier español que fue virrey de México, apoyó a los rebeldes norteamericanos, trabó amistad con el que sería primer presidente de los Estados Unidos, George Washington, y tomó en 1781 a bordo del bergantín la bahía de Pensacola (Florida, EEUU).

En la construcción de la réplica, cuya quilla se ensambla hoy mediante el denominado "Rayo de Júpiter", una técnica con 4.000 años de historia que garantiza una unión perfecta de las piezas sin necesidad de tornillos, participan instituciones tanto de España como de los Estados Unidos.

En el barco, de veintiún metros de eslora y ocho de manga, se emplearán cincuenta metros cúbicos de madera de roble de Virginia, una especie muy resinosa y de hoja perenne que es considerada la mejor para la construcción naval por su resistencia.

Esta madera ha sido donada por la ciudad de Saint Augustine (Florida), que se hermanará próximamente con Málaga a través de los faros existentes en ambas ciudades, ha señalado Sánchez Guitard.

Los impulsores del proyecto pretenden que el nuevo 'Galveztown' surque en un plazo de dos años el Atlántico en dirección primero a La Habana, para dirigirse a continuación a Saint Augustine, Tampa y entrar nuevamente en la bahía de Pensacola.

El barco será gestionado por la Fundación Bergantín 'Galveztown', que entre sus fines tendrá la creación en México de infraestructuras sociales como hospitales o colegios.

"Es la mejor forma de honrar a Bernardo de Gálvez, no sólo con la reconstrucción del barco, sino también haciendo lo que mejor sabía hacer, ayudar a los necesitados", según Sánchez Guitard, ya que una de las teorías sobre la muerte del que fuera virrey de México señala que contrajo la peste durante una epidemia en la que ordenó a los nobles que cuidaran a los pobres e indigentes en sus propias casas.

Además, en su periplo tanto por puertos españoles como americanos el 'Galveztown' se difundirá la figura de Bernardo de Gálvez y la tradición de la carpintería de ribera, que se sigue cultivando en lugares como los astilleros Nereo de Málaga, donde se está construyendo el casco del barco.