Publicado: 13.11.2014 19:31 |Actualizado: 13.11.2014 19:31

OHL gana 87,5 millones hasta septiembre, un 41% menos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

OHL obtuvo un beneficio neto de 87,5 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 41% menos que en el mismo periodo de 2013, por el impacto de la nueva regulación en activos de energía solar y mayores gastos financieros, según informó el grupo. La compañía mejoró un 8,2 por ciento su resultado bruto de explotación a 777,1 millones de euros.

El resultado de la compañía recoge un impacto negativo de 18,2 millones de euros, por el impacto de la reforma energética en Arenales Solar, por un acuerdo alcanzado con el comprador de su exfilial de agua Inima y por la venta de Autopark. Asimismo, se ve afectado por el impuesto sobre beneficios, por mayores intereses minoritarios tras la ampliación de capital de OHL México y por mayores gastos financieros. En caso de descontar estos efectos, el beneficio de OHL a cierre de septiembre se sitúa en 105,7 millones de euros y arroja un descenso del 26,6% respecto al pasado año.

La cifra de negocios del grupo de construcción y concesiones disminuyó un 1,8% entre enero y septiembre, hasta 2.547,9 millones de euros. El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, creció un 8,2% y se situó en 777,1 millones de euros. OHL, que considera "satisfactorios" estos resultados, destacó el peso de su actividad internacional. A cierre de septiembre obtuvo del exterior el 75,7% del total de su facturación y el 87,3% de su Ebitda.

Por áreas de negocio, la actividad que desarrolla fuera de España aportó el 81,6% del total de los ingresos de la división de construcción, que se elevaron un 2,1% y se situaron en 1.929 millones de euros.

El grupo constructor se ha apoyado en el buen comportamiento de su división de concesiones para compensar la continuada caída del negocio constructor en unos resultados en los que la deuda volvió a ser la principal preocupación al incrementarse un 18 por ciento a 6.545 millones de euros. A junio, la deuda del grupo ascendía a 6.284,7 millones de euros.

El grupo mantiene su objetivo de crecer a doble dígito en ventas, ebitda y beneficio neto, aunque está última partida seguramente la cumplirán gracias a los extraordinarios por la venta de parte de la participación en Abertis a su principal accionista, el Grupo Villar Mir.